Bueño (Ribera de Arriba), Ana Paz PAREDES

Javier Fernández y Yovana Suárez, como suelen hacer si el tiempo acompaña, toman el sol en el banco que hay en la plaza de Bueño, en el concejo de Ribera de Arriba, allí donde se encuentra una de las paneras más fotografiadas del pueblo, de su propiedad, y en el lugar donde se va a celebrar uno de los actos protocolarios el próximo sábado con motivo de la visita de los Príncipes de Asturias con motivo de la entrega del premio al «Pueblo ejemplar de Asturias» 2012. «Ya deseamos que llegue el día, sólo estamos un poquitín preocupados por el tiempo. Las previsiones no parecen muy buenas, pero por lo demás, estamos muy felices y con ganas de que vengan los Príncipes», afirma Javier Fernández al tiempo que relata que su panera «es la más antigua de Bueño. Tendrá unos 400 años y fue restaurada hace poco».

Un espléndido lunes de sol y calor sorprendió ayer a los vecinos de este, y nunca mejor dicho, pueblo ejemplar, lo que permitió que los trabajadores municipales avanzasen las obras para dar por concluida la instalación del monolito con la escultura del artista Juan Zaratiegui que, según señala el presidente de la Asociación Cultural de Bueño, Belarmino Fernández, «busca representar, en sus pegollos, la importancia del hórreo en este pueblo. Llevará dos placas conmemorativas: una que identifica a Bueño con el premio al "Pueblo ejemplar" 2012 y la otra en referencia a Bueño por ser el pueblo de Asturias con mayor número de hórreos y paneras».

Tanto Belarmino Fernández como José Benancio Santoveña Noriega, otro miembro de la asociación cultural, han puesto especial énfasis en que todas las actividades que se representarán bajo los hórreos y paneras de esta localidad sean un homenaje a la vida en los pueblos de Asturias, a los oficios tradicionales, al trabajo del campo, a la artesanía y a las costumbres populares.

Así, los Príncipes de Asturias se encontrarán, por citar alguna de las estampas que van a representar los vecinos y siempre al abrazo de un hórreo o panera, a un grupo de mujeres realizando encaje de bolillos, o bien una escena de teatro costumbrista donde no puede faltar un paisano cabruñando (que interpretará José Benancio Santoveña), unos niños vareando unos colchones e inclusive una partida de cartas con cuatro de los personajes más importantes en un pueblo: el alcalde, el cura, el maestro y el médico; sin olvidar el trabajo en directo del artesano local de la madera José Martínez o una actuación de jazz bajo el hórreo que está junto a la capilla.

Ayer los vecinos realizaron una esfoyaza para que, el sábado, hórreos y paneras luzcan engalanados con sus mejores y más representativas joyas: las ristras de panoyas. La emoción y la ilusión de estos vecinos se resumen en las palabras del alcalde de Ribera de Arriba, José Ramón García: «El sábado será un día histórico para el municipio. La verdad es que estamos todos nerviosos y emocionados esperando que llegue la cita. Que el tiempo acompañe».