24 de octubre de 2012
24.10.2012
40 Años
40 Años
 

La Policía blinda el entorno del Campoamor para los premios ante la ola de protestas

Una decena de colectivos se suma ya a la concentración en la Escandalera, apadrinada por los funcionarios y el 15-M, contra «los recortes y privilegios»

24.10.2012 | 02:00
La protesta original del 15-M, celebrada el 15 de mayo de 2011, en la plaza de la Escandalera.

Ch. NEIRA


La Policía realiza esta semana y realizará el viernes el despliegue habitual que corresponde a la semana y a la ceremonia de entrega de los premios «Príncipe de Asturias». En realidad, no es el de todos los años, porque el pasado, con un clima social más agitado, ya aumentó efectivos. Para este año, aunque con idéntico despliegue de fuerzas de seguridad, sí habrá algún tipo de blindaje en el entorno del Campoamor, en vistas de la ola de protestas que parece que confluirán en la concentración convocada por funcionarios e indignados contra «recortes» y «privilegios» en la plaza de la Escandalera.


Según ha podido saber este periódico, ese refuerzo, en el tramo que va desde el hotel de la Reconquista hasta el teatro Campoamor, se realizará fundamentalmente gracias a algún tipo de voluntarios, no necesariamente agentes de Policía, que sí desplegarán, como hacen todos los años, el habitual control perimétrico de las calles que rodean el teatro.


Aunque la protesta convocada en la Escandalera parece que encuentra cada vez más eco a medida que pasa la semana, las fuerzas de seguridad descartan que exista algún tipo de disturbios, siempre que los colectivos convocantes cumplan con lo prometido: una concentración en la que no se podrán mover de la plaza de la Escandalera, único espacio autorizado para la protesta.


Ayer por la tarde la Policía Nacional no había recibido más peticiones de movilizaciones para el viernes, aunque la principal, para la que solicitó permiso la asamblea de trabajadores de la función pública, sigue ganando adeptos en internet.


En el origen de esta convocatoria está la idea original, acariciada por distintos colectivos, de realizar algún tipo de acción reivindicativa coincidiendo con los premios «Príncipe». De eso se habló recientemente en una asamblea convocada en el edificio ocupado de La Madreña con el lema «Buscando confluencias, espacio de coordinación de diferentes movimientos sociales». Acudió un centenar de personas, y cuando salió la idea de organizar algo con motivo de los premios, los trabajadores de la función pública explicaron que ellos ya habían solicitado permiso y habían sido autorizados a concentrarse en la plaza de la Escandalera durante la entrega de los galardones.


En ese momento, y sobre la marcha, la mayor parte de los colectivos presentes decidió sumarse a la convocatoria y se acordó que cada colectivo acudiese con sus propias pancartas y lemas, pero bajo el paraguas común del «ni recortes ni privilegios».


En la convocatoria oficial de esta concentración, las organizaciones adheridas denuncian que la celebración de los premios «Príncipe» es un «acto de ostentosidad que ofende a los asturianos» que padecen los «recortes de derechos sociales y laborales». Y destacan su intención de mostrar «su indignación» con la citada concentración a las seis de la tarde en la Escandalera.


Los convocantes han organizado una intensa campaña en internet, donde ya funcionan vídeos virales que llaman a la concentración en repulsa de lo que ellos consideran una situación desequilibrada entre los problemas que sufren los ciudadanos y las «élites económicas y políticas del país» que acuden a la ceremonia de entrega de los premios «Príncipe».


Por el momento, a la convocatoria del viernes ya han confirmado su asistencia la asamblea de trabajadores de la función pública, las asambleas de Asturias del 15-M, el Frente Cívico, el centro social La Madreña, la «marea verde» de lucha por la educación pública, el PCA, la organización «Darréu», la plataforma feminista o la plataforma a favor de la sanidad pública en Asturias.


No es ésta la primera vez que el entorno del 15-M tiene contacto con la Fundación Príncipe de Asturias. Así, estando de jurado de los premios en la ciudad, el ex ministro y divulgador científico Eduardo Punset acudió a charlar con los acampados que entonces estaban en la plaza de la Escandalera. El año pasado, también durante la entrega de premios, este mismo colectivo ya organizó otra concentración que, en este caso, contó con una entrega paródica de los premios «Príncipe», de la que se hicieron eco algunos medios nacionales.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído