27 de marzo de 2013
27.03.2013

«La procesión es muy seria porque recordamos la muerte de Jesús»

27.03.2013 | 00:00
Miryam Herrero, en la Corte, a la espera de salir en procesión.

Cofrade del Silencio

J. N.


Miryam Herrero tienen 11 años. Ayer iba a salir por cuarta vez en la procesión del Silencio, pero la lluvia lo impidió. Estudia en el Colegio Dolores Medio de la calle de la Luna. Es la más joven con el atuendo formado por el traje de chaqueta negro, la peineta y la mantilla propias de las damas que acompañan a los pasos. Vive en La Corredoria. Ayer, tras las clases, empezó a prepararse a conciencia. Fue a la peluquería y después al templo parroquial de la Corte, donde después de una larga espera todos se rindieron a la evidencia: la lluvia, que no había cesado durante toda la jornada, no iba a permitir a última hora realizar la estación de penitencia.


-¿Cómo empezó todo?


-Pues una vez que vi pasar una precesión por la calle. Así empezó. Me gustó. Y me apunté a esta cofradía.


-¿Para salir hay que prepararse mucho?


-Fui a clase como siempre y después, a eso de las cinco y media de la tarde, a la peluquería. Subí desde La Corredora hasta la peluquería ya con el traje negro. En la peluquería, pues eso, me peinaron y me pusieron la mantilla con la peineta.


-¿Una mantilla de la familia?


-No, la compramos en una tienda.


-Y ahora, a la procesión si el tiempo lo permite.


-Es una cosa muy seria. Mis padres también son cofrades del Silencio. Es una cosa muy seria porque recordamos la muerte de Jesús.


-¿Qué dicen en el colegio otros niños?


-Que debe ser muy emocionante. Sí, es muy emocionante, llevamos un año preparándolo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine