31 de marzo de 2013
31.03.2013

El estudio ambiental de los sondeos en Valsera no incluye el patrimonio cultural de la zona

Caleras de San Cucao realiza otro informe para medir el impacto de las calicatas sobre la arquitectura o sobre el tramo del Camino de Santiago

31.03.2013 | 00:00

Caleras de San Cucao realiza un nuevo estudio de impacto sobre el patrimonio cultural de la zona de Valsera, en Las Regueras, para medir los efectos de la realización de dos sondeos. La empresa ya ha presentado un informe que mide las posibles consecuencias adversas de las calicatas en el medio ambiente y que se encuentra en período de alegaciones tras su reciente publicación en el BOPA.


Los vecinos de Las Regueras y la Coordinadora Ecologista de Asturias denuncian que el estudio ambiental es poco preciso porque no tiene en cuenta los efectos sobre el tramo del Camino de Santiago o la arquitectura tradicional del lugar.


La empresa presentará el nuevo informe como un documento independiente para cumplir con la legislación del Principado de Asturias en materia de patrimonio cultural.


Según los datos del estudio ambiental, los efectos que los sondeos tendrán sobre la flora y la fauna del entorno serán mínimos. «La zona no se encuentra dentro de ninguno de los espacios protegidos por la normativa ambiental asturiana. Existe una pequeña formación boscosa de encinas cercana, por ello, al realizar el emplazamiento de la máquina de sondeos, se prestará especial atención al recorrido», reza el texto publicado en el BOPA. En el mismo documento, la empresa señala que el abandono paulatino de la ganadería y la agricultura ha hecho que las fincas «se estén asilvestrando y las zonas vegetales se conviertan en matorrales».


El halcón peregrino aparece como uno de los animales a proteger, ya que está incluido en el catálogo regional de especies amenazadas de la fauna vertebrada del Principado. «El resto de la fauna localizada puede considerarse como abundante en toda Asturias y no hay conflictividad en cuanto a su conservación a nivel local o regional», explica Caleras de San Cucao en el informe ambiental.


El impacto contemplado en el estudio afecta a las pistas y a las carreteras porque «podría ser necesario mejorar los accesos a los puntos de sondeo». Sin embargo, la empresa asegura que, «una vez finalizada la ocupación, se restauraría toda la zona». Los vehículos accederán al terreno desde El Escamplero, por la AS-234 en dirección a Santullano, para después seguir hacia El Pedréu y el pico Ruedas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine