31 de marzo de 2013
31.03.2013

La Fábrica de Gas albergará un centro social y de estudio y oficinas municipales

El plan para edificar en el recinto industrial incluye la cesión de un inmueble de más de mil metros y conserva el gasómetro como elemento singular

31.03.2013 | 00:00

La Fábrica de Gas, el recinto industrial ubicado entre las calles Paraíso y Postigo, albergará un centro social y de estudio, además de oficinas municipales. El equipamiento público se ubicará en un edificio de más de mil metros cuadrados que la empresa propietaria del conjunto, Hidrocantábrico, cederá al Ayuntamiento, como aprovechamiento por el desarrollo del plan especial que prevé edificar en la parcela.


El desarrollo urbanístico del conjunto industrial, muy polémico porque prevé construir en un conjunto con gran valor arquitectónico, prevé el mantenimiento de algunos de los elementos más significativos de la Fábrica de Gas, como su característica puerta de acceso por la calle Paraíso, el edificio azulejado, obra de Joaquín Vaquero Palacios, que también da a la citada calle, el gasómetro, que se mantendrá como elemento singular, así como restos industriales como la marquesina de Ildefonso Sánchez del Río, la vieja chimenea o la fachada de la nave... que da a la calle Postigo.


Según las estimaciones municipales, el edificio que obtendrá el Ayuntamiento -construido en 1932 y que integra los arcos de las casas que había frente a la Catedral y que fueron derribadas para construir la plaza de Alfonso II el Casto- no estará en posesión del municipio hasta finales de este año. «Esperamos que la cesión pueda culminar a finales de este año y que el equipamiento pueda abrirse al público el año que viene. El presupuesto incluirá la partida necesaria para hacer las obras de adecuación del centro social y de estudio, que además incluirá algún tipo de servicio de nuevas tecnologías», señalan fuentes municipales. En un primer momento, el Ayuntamiento sopesó trasladar a este edificio el archivo municipal, que sufre desde hace años problemas de espacio. La archivera del Ayuntamiento, Ana Herrero, estimó unas necesidades de diez kilómetros de estanterías, según fuentes municipales. Los técnicos consideran que el edificio de la Fábrica de Gas tendría que ser reforzado para soportar el peso del archivo, por lo que se descartó la idea.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine