22 de septiembre de 2013
22.09.2013

La seguridad después del Madrid Arena

Los conciertos de San Mateo contaron por primera vez con una uvi móvil, un retén de bomberos y un equipo de seguridad de 60 efectivos coordinados con Policía y hospitales

22.09.2013 | 03:56

«El Madrid Arena marcó un antes y un después. Llevo treinta años en seguridad y las cosas nunca se habían hecho tan bien como se están haciendo ahora». Juan Carlos González Villanueva es el responsable del la seguridad de los conciertos de La Ería. Coordinador de emergencias en la provincia de Orense, la empresa encargada de la producción de los conciertos de La Ería, Santo Gríal, lo fichó para organizar la seguridad de los conciertos de San Mateo. Sesenta personas trabajan en el interior del recinto coordinados, en el exterior, con los cuerpos policiales y los hospitales. El despliegue de medios es tal que, por primera en Oviedo, hay una uvi móvil y un retén de bomberos en el recinto del concierto.


Una camilla a pie de escenario se utiliza para sacar a las personas indispuestas y llevarlas a la uvi. «Esto no es una ambulancia para cortes, en una uvi. Las cosas menores las atienden los voluntarios de Protección Civil, que están muy preparados», indica Alejandro González, el médico de los conciertos. «Si no hay posibilidad de evacuar a la persona nos desplazamos a la pista, pero lo habitual es que nos la traigan a la ambulancia», añade. Las noches en La Ería están siendo tranquilas. «Hemos atendido síncopes y ataques de ansiedad. En aglomeraciones y con la música alta es normal que se den estos casos, incluso crisis epilépticas», indica. La media de intervenciones por noche es de cinco. «Nunca sabes a lo que te vas a enfrentar, en el concierto de Bruce Springsteen, en Gijón, atendimos sobredosis de heroína en vena...», cita a modo de ejemplo.


Las asistencias sanitarias han sido confiadas también a una empresa con larga experiencia, en este caso, la asturiana Transinsa, adjudicataria del transporte sanitario del Principado. González cuenta con un equipo de otras tres personas, una enfermera -Cristina Chouseiro- y dos técnicos de emergencias, Félix Álvarez y Manuel López. Al lado de la uvi móvil se encuentra un retén de los Bomberos de Oviedo, con dos vehículos, cinco profesionales y un mando.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído