Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Puesta a punto de puertas afuera en la Catedral

Suárez Saro restaura la entrada sur del templo retirando el polvo y la cera aplicada en la apertura de "Orígenes" y dándole nuevo lustre

Alfonso Fernández Suárez, trabajando, ayer, en la limpieza de la puerta sur de la Catedral.

Alfonso Fernández Suárez, trabajando, ayer, en la limpieza de la puerta sur de la Catedral. Luisma Murias

Luis Suárez Saro se hace cargo de las puertas de la Catedral y les devuelve el lustre veinte años después de haber comandado su "restauración integral". Ayer comenzó una intervención "preventiva" en la puerta sur del templo que contempla su limpieza, la aplicación de un tratamiento regenerador de la madera y su protección contra las inclemencias, la luz solar, los insectos y los hongos.

A primera hora de la mañana comenzó el montaje de un pequeño andamio en el que trabaja, bajo la supervisión de Suárez Saro, Alfonso Fernández Suárez. A mediodía se afanaba en retirar el polvo y tenía previsto acabar el día realizando algunas catas en la madera, para determinar qué productos son los más adecuados para limpiarla, según explicó. La restauración afectará tanto a la madera de nogal como a los herrajes, indicó Suárez Saro. Durante las próximas dos semanas retirarán los productos aplicados sobre la madera, ceras que, en su mayoría, datan de la época de la exposición "Orígenes", explicó, y utilizarán un protector contra insectos xilófagos -devoradores de madera- y hongos; a ello lo seguirá un tratamiento regenerativo, con resinas y aceites, y finalmente un producto con nanopartículas para aminorar el deterioro causado por la luz solar y las inclemencias meteorológicas. Todo este proceso permitirá igualar discretamente el color de la madera en las zonas en las que hay añadidos, comentó el restaurador.

Las piezas de hierro que sujetan las puertas y las cierran también serán objeto de atención. En este caso, detalló Luis Suárez Saro, limpiarán el óxido y las protegerán contra su reaparición. La limpieza de la puerta sur de la Catedral es el inicio de una intervención más amplia, que continuará por el pórtico central, del que se hará cargo Jesús Puras. El restaurador se ocupó de él hace veinte años, cuando Suárez Saro restauró la puerta sur, y pasado el tiempo ambos vuelven a repartirse la tarea.

Puras comenzará a trabajar dentro de unos meses y más adelante, indicó su compañero, es probable que los dos juntos acometan la restauración de la tercera puerta de la fachada principal de la Catedral. La intervención, que se solapará con el comienzo de las obras en la Cámara Santa, está financiada por el cabildo.

Compartir el artículo

stats