Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La mar de Oviedo

Manzaneda

Manzaneda

Hay lugares en Asturias cuyo nombre evoca la manzana; unos derivados del latín "poma", neutro plural de "pomum" (árbol frutal), y del asturiano "pumar" (manzano), como Pumarín, y otros de la variedad de manzana "malam-mattianam", el primero un genérico de ese fruto (de ahí el ácido málico) y el segundo en honor al cocinero Caius Matius, apellido que se impuso, como Manzaneda; Manzaneda de Guimarán, de Pervera, de Gozón, de Oviedo..., aunque Xosé Lluis García Arias no descarta que la parroquia de Oviedo, nuestra Manzaneda auriñaciense y magdaleniense, venga de "mons, montis" y guarde relación con este accidente geográfico, dado que se emplaza en lo alto de una cuesta y al pie de un peñasco. Ahora nuestros vecinos de Manzaneda pretenden dar a sus calles nombres de tres personajes ilustres, tres cimas, tres accidentes también, de fortuna.

Compartir el artículo

stats