Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Rey negocia para que Trubia construya tanques "Leopard" para Arabia Saudí

El contrato garantizaría la carga de trabajo en la factoría trubieca durante años, pero necesita el visto bueno de Alemania

La misión diplomática y comercial que encabezó días atrás el Rey don Juan Carlos a Arabia Saudí podría allanar el camino para que Santa Bárbara Sistemas se haga con un contrato millonario para la construcción de tanques "Leopard". El acuerdo beneficiaría notablemente a la Fábrica de Armas de Trubia, donde se llevaría a cabo la fabricación de buena parte de la estructura del blindado. Los números que se manejan en un principio señalan que los saudíes estarían interesados en comprar entre 250 y 800 blindados, lo que supondría una inversión que nunca sería inferior a los 3.000 millones de euros.

El problema se centra, tal y como subrayó Pedro Morenés, ministro de Defensa y que formó parte de la delegación que visitó Arabia Saudí, en que la patente del tanque pertenece a la firma germana Krauss-Maffei-Wegmann. "El programa de los "Leopard" está vivo, pero la última palabra la tiene Alemania", señaló el Ministro. Y es que el permiso para que Santa Bárbara Sistemas pueda ejecutar la obra debe darlo el Gobierno que preside Angela Merkel. Los antecedentes no son buenos, ya que a mediados del mes de abril el Ejecutivo alemán anunció que negaba el permiso para que la propietaria de la patente construyera en Alemania el blindado para venderlo a los árabes. Ahora, el siguiente paso es conocer si el Gobierno teutón permitirá la transferencia de la tecnología a España para que sea Santa Bárbara Sistemas la que venda el tanque a los árabes.

A favor de los intereses de Trubia juega la gran amistad que el Rey mantiene con Salman bin Abdulaziz al Saud, ministro de Defensa. En la comitiva que acompañó a don Juan Carlos a Arabia Saudí se encontraban responsables de la empresa Indra, que aporta parte de la tecnología, sobre todo los sistemas de mando y control, con la que cuenta el "Leopard" español. El Rey, en compañía de Corinna zu Sayn-Wittgenstein, ya estuvo negociando con personas cercanas al Gobierno saudí durante la cacería en Botsuana en la que sufrió el accidente en que se fracturó la cadera en abril de 2012.

El país árabe lleva desde 2008 detrás de un nuevo tipo de blindado con el que modernizar su arsenal y tener una segunda opción en caso de sufrir algún tipo de embargo. En la actualidad cuenta con blindados norteamericanos "Abrahams" y franceses "AMX-30", ya muy anticuados. Precisamente es el carro francés el que los árabes quieren sustituir por el "Leopard". Hace ya unos años que miembros del Ejército saudí estuvieron en España para conocer de cerca cómo se trabaja en el mantenimiento del tanque.

El contrato podría garantizar la carga de trabajo en Trubia durante varios años, ya que el acuerdo recogería además de la construcción de los blindados su mantenimiento durante su período de vida.

Compartir el artículo

stats