22 de julio de 2014
22.07.2014

Manu Marañón: "La clave en la comunicación es la simplicidad del mensaje"

El experto en oratoria ofrece una clase magistral sobre cómo hablar en público

22.07.2014 | 01:56
Manu Marañón, ayer, durante su charla en el Club Prensa Asturiana.

"La importancia de un mensaje es que sea corto y claro, que nos permita recordar el discurso que se nos haya dado. La clave en la comunicación es la simplicidad en el mensaje". Éste fue uno de los secretos que ayer Manu Marañón, experto en coaching y comunicación, desveló en el Club Prensa Asturiana de LA NUEVA ESPAÑA durante la conferencia titulada "Claves para hablar en público hoy".

Marañón interactuó en más de una ocasión con el público que asistió a su charla para explicar la necesidad de simplificar con el objetivo de que la idea que se quiere hacer llegar no resulte caótica. También subrayó la necesidad de utilizar soportes audiovisuales para recalcar el contenido del mensaje. "Son fundamentales, pero sin abusar de ellos, ni hacerlos muy extensos", recomendó.

El comunicador hizo referencia al miedo escénico, muchas veces presente durante las intervenciones en público. "La confianza y autoestima tienen que estar presentes a la hora de transmitir un mensaje. La gente tiene que ser consciente de que puede lograr lo que se propone a través de ese mensaje", expresó Manu Marañón. Para ello, el experto en oratoria animó a practicar imaginando buenos resultados.

"La preparación mental es fundamental. A veces no somos conscientes de la importancia que juegan en este ámbito las emociones", comentó. "Dar cifras tratando de ser solventes queda muy profesional, pero la gente decide emocionalmente. Tenemos que acostumbrarnos a introducir imágenes o historias para llegar a las emociones de los oyentes". Como ejemplo puso las campañas para dejar de fumar.

Por último, Manu Marañón abordó el problema del lenguaje corporal. "Hay que ser uno mismo durante una intervención", aconsejó. "Que la persona que aparece en las intervenciones sea la misma que existe fuera del escenario", añadió. A su juicio, la naturalidad ayuda a que el comunicador no solo tenga confianza en si mismo, sino que quien recibe el mensaje tenga confianza en quien lo emite. Y sentenció: "La simplicidad en todos los aspectos del lenguaje ayudarán a que lo que se transmite quede grabado en los oyentes".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook