Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Perdidos en el parking del HUCA

Una trabajadora del Hospital tarda dos días en encontrar su coche en el aparcamiento, a pesar de contar con la ayuda de sus compañeros y los vigilantes

Coches estacionados en el aparcamiento del HUCA.

Coches estacionados en el aparcamiento del HUCA. LUISMA MURIAS

María Isabel Díaz, trabajadora del HUCA (Hospital Universitario Central de Asturias), daba por descontado que su coche había sido robado del aparcamiento del complejo hospitalario después de haber pasado dos días buscándolo infructuosamente, sola y con ayuda de sus compañeros y del personal de seguridad. Entre todos ellos no consiguieron dar con él, pero lo más curioso es que el automóvil -un Opel Astra de color negro- no se había movido del lugar en el que la mujer lo había estacionado el viernes, cuando llegó a trabajar.

Díaz llegó a interponer una denuncia ante la Policía Nacional e hizo llegar los datos del automóvil a los taxistas de Asturias y de las comunidades limítrofes por si lo habían visto. Ayer por la tarde, cuando se dirigió a Gispasa, la empresa pública que promueve y gestiona las infraestructuras sanitarias regionales -el HUCA entre ellas- para entregar el atestado policial recibió la llamada de un compañero de trabajo, que le anunciaba que su coche estaba en el aparcamiento.

La propietaria del vehículo no se lo explica. Atribuye lo sucedido a su "desorientación" y admite que el caso es de lo más extraño. Por el lugar en el que ha aparecido el vehículo descarta que se haya movido del lugar. "Está en la misma fila, pero más cerca de la puerta donde yo creía haberlo dejado", comenta. Tampoco falta nada del interior.

El nuevo HUCA dispone de 2.000 plazas de parking habilitadas en tres aparcamientos, de las que 500 están reservadas a los trabajadores del complejo sanitario y fue en una de estas donde María Isabel Díaz aparcó su coche.

Compartir el artículo

stats