16 de septiembre de 2014
16.09.2014

Los investigadores del Sudario hallan indicios de la flagelación

Detectan un componente de la sangre procedente de heridas internas en los pulmones a causa de un duro castigo físico

16.09.2014 | 02:08

Justo en las fechas en las que el Sudario de Oviedo está siendo expuesto con mayor profusión -durante toda esta semana del Jubileo de la Santa Cruz, la Perdonanza, y gracias al nuevo receptáculo de la pieza de lino-, el Centro Español de Sindonología (CES), de Valencia, reveló ayer a LA NUEVA ESPAÑA que en el paño se han hallado restos de fibrina, un componente filamentoso de la sangre que ayuda a la coagulación.

"Son restos de fibrina que están en la zona de la nariz y la boca de la cabeza que cubrió el Sudario, y pueden proceder de heridas internas en los pulmones después de que el cuerpo sufriera la flagelación", explicó ayer a este periódico Jorge Manuel Rodríguez Almenar, presidente del CES.

Almenar matizó que se trata de "un indicio, que todavía no es prueba definitiva, de que el sudario se utilizó en una persona que tenía los pulmones heridos a causa de un duro castigo físico". El presidente del CES agrega que "este y todos los demás datos obtenidos hasta ahora van coincidiendo con el tipo de muerte de Jesús de Nazaret".

Algunos de esos datos indican, por ejemplo, que en el sudario de Oviedo "hay restos de tierra en la zona de la nariz, lo cual indica que a ese cuerpo se lo colocó en el suelo, boca abajo, después de haber sufrido la muerte en una posición vertical". Otro avance que el CES dice haber experimentado en sus indagaciones es que "hasta ahora no teníamos el cadáver al que corresponden la Sábana Santa de Turín y el Sudario de Oviedo, pero ese cuerpo lo ha reconstruido Juan Manuel Miñarro, escultor y catedrático de la Escuela de bellas Artes de Sevilla". La imagen obtenida por Miñarro fue mostrada hace un año en Oviedo en el marco la exposición dedicada a la Sábana Santa, en la plaza de la Catedral. "Esa escultura está realizada a partir de la Síndone de Turín y con un detallismo absoluto en el rostro", explica Almenar. Y a partir de la obra de Miñarro "hemos comprobado que todas la heridas del Sudario de Oviedo están en el mismo lugar que en la Sábana de Turín".

Desde la reforma de la Cámara Santa -finalizada en la Semana Santa de este año-, el Sudario de Oviedo, o Pañolón, se conserva en un recipiente especial de metal y vidrio.

De ese modo está siendo expuesto, por primera vez en la historia, todos los días de la presente semana tras la misa de las 18:30 horas, momento en el que los fieles y peregrinos pueden acceder a la Cámara Santa. El próximo domingo 21, festividad de San Mateo, la misa de doce será presidida por el arzobispo Jesús Sanz Montes y también se expondrá el Santo Sudario.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook