17 de octubre de 2014
17.10.2014

Una ciudad para la excelencia musical

Oviedo Filarmonía y "El León de Oro" abren hoy el nuevo ciclo de conciertos del Auditorio con el "Magnificat" de Bach y "Pelleas und Melisande", de Schönberg

17.10.2014 | 02:14
Arriba, Marzio Conti, Agustín Iglesias Caunedo y Cosme Marina, ayer, en el Auditorio. A la izquierda, carátula del nuevo disco de Oviedo Filarmonía sobre obras de Saint-Saëns.

El auditorio de Oviedo estrena hoy, a las ocho de la tarde, su nueva temporada por todo lo alto: "Magnificat" de Bach, con la orquesta Oviedo Filarmonía, el coro "El León de Oro" y los solistas Sabina Puértolas, soprano; María José Suárez, mezzo; Roger Padullés, tenor, y Christopher Robertson, barítono, y después el poema sinfónico "Pelleas und Melisande" de Schönberg. Todos dirigidos por el maestro Marzio Conti. En la mañana de ayer, durante la presentación de la cita, el alcalde Agustín Iglesias Caunedo destacó la apuesta del Ayuntamiento por la excelencia musical. En el mismo acto también se presentó el nuevo CD de Oviedo Filarmonía sobre obras de Saint-Saëns, grabado por Warner, y un programa informativo, de manera que los aficionados puedan sugerir qué obras quieren oír en los ciclos municipales de música.

A las doce de la mañana de ayer, en uno de los vestíbulos del Auditorio, Agustín Iglesias Caunedo tomó la palabra, acompañado por Marzio Conti, director titular de Oviedo Filarmonía, y por Cosme Marina, asesor municipal del Ayuntamiento.

El Alcalde destacó el nivel de excelencia que se ha logrado con las programaciones culturales de Oviedo, como se ve muy bien, dijo, en los ciclos de música clásica. Subrayó "el fructífero diálogo entre los artistas y el público" y abordó los tres puntos principales a considerar. En primer lugar, el alto nivel artístico de Oviedo Filarmonía, que "graba con las mejores casas discográficas del mundo y obtiene críticas excelentes". Como segundo punto, el concierto de hoy. Comentó la participación de "El León de Oro". Finalmente anunció una campaña para contactar con el público y establecer un sistema de participación a través de unos paneles que se ofrecerán en los conciertos, donde los aficionados puedan expresar sugerencias y peticiones de obras o artistas.

Un correo electrónico, sugerenciasmusica@oviedo.es, recogerá ideas. "Es una nueva herramienta al alcance de todos los aficionados", añadió Iglesias Caunedo.

Intervino después Cosme Marina. Insistió en la altura de la realidad musical de Oviedo, que, "sin embargo, en algunos medios aparece un poco esquinada", y ya concretando sobre el ciclo que hoy se inaugura dijo que es uno de los mejores de España, "al nivel de lo que se presenta en Madrid, Barcelona o Valencia".

Marina indicó que el coro "El León de Oro", de Luanco, está especialmente vinculado a Oviedo Filarmonía y al auditorio Príncipe Felipe. Comentó las cualidades de los cuatro solistas que van a intervenir en el "Magnificat" de Bach y abordó aspectos técnicos en relación al contraste entre una obra barroca y el poema sinfónico "Pelleas und Melisande", de Schönberg, que se ofrecerá en la segunda parte. Aseguró que se daba el nivel de las grandes orquesta internacionales que visitan Oviedo con regularidad.

El maestro Marzio Conti cerró el breve turno de intervenciones. Puso el acento en la ambición que recorre todo el ciclo que hoy se inicia. Comentó que Oviedo Filarmonía es la única orquesta estable de España que tiene arcos barrocos, especialmente adecuados para abordar el "Magnificat", "porque son clave para tratar adecuadamente la gramática barroca". Enlazó la espiritualidad de Bach, creyente, con el Schönberg que da con su obra un grito como el Munch en vísperas de las grandes tragedias bélicas que recorrieron la Europa del siglo pasado. Del nuevo CD dijo que en España sólo la Orquesta Nacional y la formación carbayona que dirige graban con Warner International.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook