12 de marzo de 2015
12.03.2015

Dos carros para blindar el futuro de Trubia

Santa Bárbara opta con el "Piraña" y el "Ascod" a concursos en España y Dinamarca que aclararían el porvenir de la Fábrica de Armas

12.03.2015 | 02:27

Dos concursos a la vista para Santa Bárbara, que asegurarían el trabajo en su fábrica de Trubia para los próximos años y aclararían el futuro de la factoría y de sus empleados. De un lado, el programa de vehículos blindados y carros de combate de Dinamarca, que se fallará probablemente antes de este verano. La empresa española es finalista en el apartado de carros de cadenas junto a la británica BAE Systems; de otro, los proyectos de vehículos blindados 8x8 que prepara el Ejército español. Si los planes de la compañía salen adelante, la carga de trabajo en Trubia estaría garantizada "para los próximos años", según aseguró ayer en Madrid un portavoz de la compañía a LA NUEVA ESPAÑA.

Santa Bárbara, filial del grupo estadounidense General Dynamics, compite en el concurso del Ejército danés con el "Ascod 35", un carro de combate de 35 toneladas. En el ámbito doméstico, la empresa espera, "como ha sucedido en los últimos sesenta años", poder fabricar el futuro blindado 8x8 del Ejército español, para lo que oferta el "Piraña V", fabricado íntegramente en España, principalmente en Trubia. Lo confirmaron ayer durante la primera jornada del Salón Internacional de Tecnologías de Seguridad Nacional (Homsec 2015), que se celebra durante tres días en Madrid.

La planta asturiana de Santa Bárbara Sistemas, "actualmente con baja carga de trabajo, como todas las de la empresa", dicen desde la compañía, comenzará a fabricar en enero la barcaza del carro SV británico, una evolución del "Ascod 35", de mayor peso: 43 toneladas. Esto, asegura la compañía, "aumentará significativamente la carga de trabajo de Trubia, la estabilizará, pero no copará toda su capacidad" de producción.

Santa Bárbara espera con avidez el resultado del concurso danés. En caso de que lo logren, se construiría en Asturias, como mínimo, la barcaza de un vehículo que incorpora cadenas tractoras de goma en lugar de metálicas.

Por otro lado, y tras siete años de congelación de los presupuestos de Defensa en España, el Ministerio dedicará este año 41 millones de euros al programa del vehículo 8x8 del Ejército. Este plan, "prioritario para España y que se llevará a cabo en cuanto haya disponibilidad presupuestaria", según ha afirmado el ministro Pedro Morenés, se encuentra en la fase de desarrollo tecnológico de la plataforma. Lo confirmó el pasado otoño el secretario de Estado de Defensa, el asturiano Pedro Argüelles. "Habrá que escoger qué plataforma ofrece las mayores garantías y qué tecnología española tendrá; por ejemplo, habrá que ver si su nuevo sistema autopropulsor será español, si cuenta con un sistema de comunicaciones seguras o de protección electrónica del vehículo".

Con estas y otras premisas, Santa Bárbara asegura "estar lista" para ofrecer al Ejército español "el vehículo que creemos que mejor se adapta a sus necesidades", el "Piraña V", con el que se sustituiría a los actuales BMR, "un blindado cien por cien español, fabricado aquí, en Trubia" y "con el que esperamos participar, como hemos hecho en los últimos 60 años en todos los programas de blindados del Ejército español". Santa Bárbara exhibe estos días el "Piraña V" en su stand del Salón de Tecnologías de Seguridad Nacional, una feria que ayer visitó el director general de Industria del Principado, Luis Ángel Colunga. El "Piraña V" pesa 30 toneladas y tiene capacidad para trece tripulantes, destaca por su movilidad y por su blindaje y protección, está equipado con las últimas tecnologías contra minas, balística y otros tipos de amenazas, y puede integrar todo tipo de sistemas de armas, desde estaciones remotas hasta torres pesadas de 120 mm y morteros, incluyendo sistemas de lanzamiento y guiado de misiles anticarro (ATGM).

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook