03 de mayo de 2015
03.05.2015

De pinchos sobre dos ruedas

Una treintena de personas participa en la "XIII Ruta Bicitapeo" para "pasar un día diferente de deporte y comida sana"

03.05.2015 | 01:46
De pinchos sobre dos ruedas

Los conductores que pasaron ayer por el entorno del Campillín a eso de la una del mediodía se preguntaron si una gran familia había salido de excursión sobre dos ruedas o intentaba emular a los profesionales de la Vuelta a Asturias. Adultos y niños se iban de tapas por Oviedo montados en bicicletas. En realidad, eran los participantes de la "XIII Ruta Bicitapeo" que organizó la asociación Asturies con Bici, para todas las edades.

Una treintena de personas de Oviedo, Gijón, Siero y Llanera se dieron cita en la Losa alrededor de las doce de la mañana para "pasar un día diferente de deporte y comida sana". Así definió la jornada su organizador, Félix Lillo, encantado de "haber conseguido reunir a tanta gente en un día complicado por el puente festivo".

Los ciclistas prosiguieron su marcha por La Florida, la avenida de Colón, la avenida de Galicia, Santa Susana, Campomanes, Campillín y el barrio de Otero, donde hicieron su primera parada en Lata de Zinc. Allí les esperaba un manjar vegetariano a base de paté de guisantes, "fabines con pimentón, quiches de puerro y mostaza, y ensaladilla", entre otras tapas.

Ángeles Dávila fue una de las primeras en llegar, aunque tuvo ventaja porque decidió ir directamente al primer bar desde su casa, en los alrededores. "Ya participé otras veces en el 'Bicitapeo' y seguiré haciéndolo siempre que pueda porque es una forma estupenda de ocio", explicó en la entrada del local mientras esperaba a sus compañeros, que aún estaban en Santa Susana. "Van lentos porque participan niños y hay que tener cuidado", comentó.

El pelotón de cerca de treinta personas llegó efectivamente despacio. Dejaron las bicicletas en una explanada frente al bar y pasaron de ser ciclistas a amigos de tapeo en un momento. Ese fue el caso de Montserrat Briansó, una ovetense que se estrenó en eso del 'Bicitapeo': "He venido con dos amigas, un niño de siete años, y dos bebés en las sillitas especiales que van encajadas en la bici". La experiencia, aunque algo más complicada que para el resto, mereció la pena y Briansó ya piensa en apuntarse a la edición número catorce. La siguiente parada fue la Casona de la Montaña, en el Parque de Invierno. Diversión para todos los públicos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído