05 de junio de 2015
05.06.2015

"Reírse es buenísimo para el corazón", según los cardiólogos

Médicos de Asturias y Galicia chequean la salud de la especialidad en un congreso que empieza hoy en Oviedo

05.06.2015 | 02:41
Ignacio González y Emma Suárez, presidente y vocal de la Sociedad Asturiana de Cardiología.

La cardióloga Emma Suárez, que ejerce la especialidad en el HUCA (Hospital Universitario Central de Asturias), sostiene que "reírse es buenísimo para el corazón" y la razón es simple pero científica: "la tristeza es vasoconstrictora y la alegría y la felicidad son vasodilatadores". De cuestiones como esta, de avances médicos y sofisticadas intervenciones se hablará en el Congreso Asturgalaico de Cardiología, que hoy se inaugura en la sede del Colegio Oficial de Médicos de Asturias y en el que mañana intervendrá el presidente de la Sociedad Española de Cardiología, José Ramón González-Juanatey.

Alrededor de 140 profesionales de la especialidad, médicos y enfermeros, se reunirán en Oviedo durante dos días para asistir una reunión científica organizada por la Sociedad Asturiana de Cardiología, que preside Ignacio González y de la que Emma Suárez es vocal. El Congreso arranca hoy a las cinco de la tarde con la presentación de los primeros casos clínicos y comunicaciones médicas. Están anunciados una decena de ponentes, entre los que figuran algunos de los profesionales más prestigiosos del país, y habrá otras tantas comunicaciones de médicos jóvenes. Las mesas redondas estarán dedicadas a cuestiones como la prevención, los nuevos tratamientos o las terapias génicas. Precisamente sobre estas últimas el presidente de los cardiólogos asturianos comenta que aún no están tan avanzadas y que les falta recorrido. "El estudio genético irá a más", apostilla.

Los avances más notables, explica, se están obteniendo en las intervenciones que sustituyen a la cirugía, como la colocación de "stents" o muelles en el interior de las arterias tras un infarto.

Entre las patologías cardiacas, Emma Suárez e Ignacio González señalan la miocardiopatía dilatada o insuficiencia cardiaca como la más grave. "Ya hay una unidad específica en todos los hospitales", indica el doctor y añade que los pacientes con este problema son candidatos al trasplante, atendiendo a sus condiciones físicas y edad. También es importante la enfermedad coronaria que, según explica, "destroza el músculo cardiaco". "El enfermo de corazón es un enfermo crónico, al que vemos durante el resto de su vida", añade. Y hoy en día suele ser una vida larga, porque las expectativas de recuperación son altas, según los cardiólogos.

El congreso de cardiólogos se inaugura oficialmente a las ocho de la tarde en el salón de actos del Colegio de Médicos, en la plaza de América.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook