25 de junio de 2015
25.06.2015

San Juan, cien años "de verdad"

El obispo auxiliar preside la misa y procesión del centenario del templo y resalta que ha sido lugar de "proclamación del mensaje de Jesús"

25.06.2015 | 01:55

Fue "Real" desde su fundación -a cargo de Alfonso VI hacia el año 1006-; el Vaticano la declaró basílica en 2014, y desde ayer es templo centenario, ya que el 24 de junio de 1915 fue inaugurado el actual edificio de la parroquia de San Juan el Real. Una solemne misa con procesión, presidida por el obispo auxiliar de Oviedo, Juan Antonio Menéndez, fue ayer el hito de las efemérides. En su homilía, el mitrado expresó que han sido "cien años de proclamación de la verdad de Jesucristo y de celebración de los sacramentos".

Previamente, y justo después del comienzo de la misa, la imagen del patrón parroquial, San Juan Bautista, salió del templo y fue llevada en procesión por las calles adyacentes.

En la marcha participaron una treintena de sacerdotes concelebrantes, entre los que se contaba un buen número de los párrocos de Oviedo, así como canónigos de la Catedral, el deán de Covadonga o sacerdotes de templos próximos, como el de los Jesuitas de Las Salesas. Todo ellos junto a Javier Suárez, el párroco de la basílica, y su vicario parroquial, José Manuel Viña.

La procesión, encabezada por la cruz de guía, contó con el acompañamiento musical de la Banda de Gaitas Ciudad de Oviedo, detrás de la cual desfilaban los miembros del Escolanía y Schola Cantorum de la basílica. Inmediatamente detrás, un feligrés portaba la bandera del Vaticano, ya que el título de basílica menor significa una especial vinculación con el Pontífice romano. La propia imagen de San Juan Bautista era llevada a continuación por los cofrades de la Hermandad de Jesús Cautivo, con sede canónica en la basílica.

Tras la procesión, que duró unos 35 minutos, el templo se abarrotó de fieles. Aunque el párroco había cursado invitación a toda la Corporación municipal sólo asistieron tres ediles del PP, Covadonga Díaz, Gerardo Antuña Peñalosa y el exalcalde, Agustín Iglesias Caunedo, que prefirió no hacer declaraciones.

Ya en el interior del templo, la especial sonoridad de su arquitectura hizo resaltar la entrada de la citada Banda de Gaitas, así como las piezas interpretadas por la Schola y la Escolanía. Juan Antonio Menéndez que presidió la misa por hallarse el obispo residencial, Jesús Sanz Montes, en viaje de regreso desde Panamá, enfatizó la figura de San Juan Bautista, ya que era la festividad del día. El predecesor de la vida pública de Jesús fue un "profeta engrandecido por su coherencia de vida y por no buscar su propio provecho", expuso Menéndez, y eso mismo reclamó el mitrado a los presentes: actuar "en la vida pública contra la corrupción, la explotación o el despilfarro", ya que los cristianos "deben ejercer de profetas con su modo de pensar y de vivir".

Han de hacerlo "contra la mentira y el relativismo de que la verdad está en todas las cosas, lo cual es un atropello a Dios, al hombre y a la creación". En lugar de ese relativismo, el obispo auxiliar pidió basarse "en la verdad de Dios, que es amor, y en la verdad del hombre, de la familia y de la creación como casa de todos". Justo unas jornadas antes del Día del Orgullo Gay, que se celebra el próximo domingo, 28 de junio, Juan Antonio Menéndez censuró la "ideología de género, que prescinde de los fundamentos biológicos y antropológicos de las personas".

Las celebraciones de ayer continuaron, tras la misa, en una cena servida en un hotel próximo. Los actos del centenario aún tendrán que coronarse con la publicación de un libro que recoge el siglo de vida de la parroquia en el templo nacido hace cien años.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído