Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La lista de espera en el HUCA se dispara: más de 19 meses para operarse de un quiste

Un plante de los anestesistas obligará a suspender varias epidurales y operaciones

Las demoras en el Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA) se disparan. Un paciente que va a ser operado de un quiste acaba de ser citado para un día de mediados de diciembre de 2017, a las diez de la mañana. Más de 19 meses separan la emisión de la cita del momento en el que está programada la intervención quirúrgica en el servicio de cirugía general del complejo sanitario ovetense. Entre tanto, la espera para consultas ordinarias en el mismo servicio oscila entre tres y cuatro meses (las preferentes y las urgentes suelen resolverse en un plazo menor).

Las esperas para operaciones, consultas y pruebas diagnósticas son el objeto de una comisión de investigación que está en marcha en la Junta General del Principado. Para dentro de dos semanas está previsto el inicio de las declaraciones de un total de 109 personas de muy diversos estamentos del sector sanitario autonómico.

Déficit de efectivos

Según los datos oficiales, recogidos en la página web de la Consejería de Sanidad, a finales del pasado mes de marzo eran 904 los pacientes pendientes de ser operados por el servicio de cirugía general del HUCA. La misma fuente precisa que la demora máxima de un enfermo era de 349 días, y que el tiempo medio de demora se situaba en 74 días. Son cifras muy alejadas de los 580 días que deberá aguardar el usuario citado para diciembre de 2017.

Fuentes sanitarias consultadas por este periódico señalaron que, hasta hace un tiempo, los enfermos que requerían una cirugía no compleja (lipomas, quistes sebáceos...) eran citados a una consulta previa. Sucedía con frecuencia que, dado que ya habían tenido que esperar varios meses, acudían a esta cita suponiendo que serían intervenidos sobre la marcha; por eso se irritaban sobremanera cuando se les comunicaba que aquello era una consulta y que para la operación deberían esperar unas semanas o meses más. En esta última época, se envía a los pacientes directamente al procedimiento quirúrgico. Otra cosa es que el cirujano observe alguna contraindicación y opte por no realizarla.

"Aunque sea para una cuestión que no reviste gravedad, esperar 19 meses es una barbaridad. Estamos hablando de problemas de salud que, cuando menos, causan molestias", indicaron las citadas fuentes. En medios hospitalarios se subraya que entre las dificultades que afectan al servicio de cirugía general, al igual que a muchas otras áreas del HUCA, figura el déficit de recursos humanos, derivado de la escasa cobertura de las bajas y jubilaciones de médicos.

Compartir el artículo

stats