Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Las urgencias del HUCA se disparan por las listas de espera y las nuevas instalaciones

La afluencia de enfermos ha crecido en mil pacientes al mes desde el traslado a La Cadellada El incremento no cesa desde octubre de 2014

Un paciente llega en camilla al servicio de urgencias del HUCA. LNE

Mil pacientes más al mes. El Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA) está haciendo frente a un notable aumento en la afluencia de enfermos al servicio de urgencias. En lo que va de año, la cifra mensual de usuarios atendidos oscila entre 8.500 y 9.100. Con relación al primer tramo de 2014, justo antes del traslado del complejo sanitario a los terrenos de La Cadellada, el incremento de actividad es de aproximadamente un millar de enfermos al mes. A juicio de los especialistas, este aumento obedece a varios factores, entre los que pueden destacarse dos: las largas listas de espera en el conjunto del sistema sanitario, que llevan a los usuarios a buscar alivio a sus enfermedades en las urgencias hospitalarias; y el "atractivo" que ejercen las nuevas instalaciones del HUCA, tanto las del propio área de urgencias como las del conjunto del recinto sanitario, incluido el parking (aparcar en el viejo edificio del Cristo llegaba a ser una tarea altamente compleja).

Según los datos a los que ha tenido acceso LA NUEVA ESPAÑA, en los cinco primeros meses del año el de menor demanda ha sido marzo, con 283 urgencias diarias. En los otros cuatro meses se contabilizaron 290 o más (el máximo, 297, en abril). En el mismo periodo de 2015, el máximo se había alcanzado en enero, con 283 pacientes atendidos. Y lo mismo puede decirse de 2014, con un tope de 278 pacientes en enero.

El nuevo HUCA entró en servicio el 14 de junio de 2014. Acaban de cumplirse dos años. Las estadísticas muestran que a partir de octubre de ese año se inició una subida de la demanda en el área de urgencias, que por el momento no ha tocado techo. Pocas dudas existen de que el incremento de las demoras para operaciones, consultas y pruebas diagnósticas registrado en los últimos tiempos propician que los enfermos acudan al servicio de urgencias cuando sus cuadros clínicos se agravan o cuando se angustian ante las esperas para exploraciones diagnósticas que les preocupan. Pero los especialistas del área estiman que existen otras causas que explican el aumento de la presión asistencial, y ahí es donde entra en juego una mejora de la infraestructura del HUCA, y en concreto del servicio de urgencias, y unas instalaciones y equipos que "nos permiten dar una atención más completa que en el pasado".

Compartir el artículo

stats