10 de diciembre de 2016
10.12.2016

El Partido Popular apoya una campaña vecinal contra el nuevo callejero

Caunedo acusa al tripartito de gobernar contra los vecinos y Rosón le replica que su partido "lo fundó un ministro franquista"

10.12.2016 | 02:39
Caunedo, a la derecha, con los vecinos de la Gesta. En el centro, Salomé Suárez.

El cambio de nombre de 21 calles de Oviedo en aplicación de la ley de la Memoria Histórica sigue coleando después de que el tripartito anunciara hace ya una semana las nuevas denominaciones. Ayer, un grupo de vecinos de la ya rebautizada como plaza del Fresno y pertenecientes a la Plataforma Vecinal Pro Plaza de la Gesta de Oviedo anunció con el respaldo del PP local la puesta en marcha de una campaña contra la supresión del callejero franquista. Piden a todos los ovetenses disconformes con la manera en que el gobierno local ha aplicado la ley de la Memoria Histórica que coloquen un trapo azul en las ventanas.

Arropados por el presidente del PP de Oviedo y portavoz de los conservadores en el Ayuntamiento, Agustín Iglesias Caunedo, los vecinos presentaron un comunicado en el que manifiestan que los ovetenses "tienen derecho a opinar" sobre los cambios. La portavoz de la plataforma, Salomé Suárez, afirmó que el procedimiento seguido por el tripartito ha sido "muy dudoso", incluida, también, la composición de la comisión que decidió qué nombres había que retirar. Según su análisis, con la ley en la mano es muy difícil afirmar que el nombre de la plaza de la Gesta tenga que cambiarse. En el comunicado, la plataforma denuncia "sectarismo", "arbitrariedad" y "olvidos llamativos" en la lista del nuevo callejero. Caunedo acusó al tripartito de "gobernar contra los vecinos" y mostró su "preocupación" por la disposición del Alcalde, declaró, "de estar dispuesto a que los vecinos participen sólo cuando están de acuerdo con sus propuestas". Según Caunedo "esta es la primera vez que los cambios se hacen sin contar con toda la Corporación".

Desde el tripartito, la respuesta no se hizo esperar. A los pocos minutos, el concejal de Somos Rubén Rosón enviaba un comunicado para matizar que "los nombres no están generando ningún rechazo" y acusar al PP "de pedir que incumplamos la ley por enésima vez". "Viniendo del PP", añadió, "no nos sorprende que un partido fundado por un ministro de Franco quiera mantener sus símbolos. Eso explica por qué no les chirriaba que en pleno siglo XXI la capital asturiana tuviera una calle dedicada al carnicero de Badajoz", concluyó, en referencia al General Yagüe.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas