09 de febrero de 2017
09.02.2017
La Corredoria

El tripartito quiere "atraer a los jóvenes" a los centros sociales

Marisa Ponga presenta un programa para estos espacios con talleres de cocina y tecnología y una "escuela de padres"

09.02.2017 | 01:58
Marisa Ponga y Juan Manuel Siñeriz, jefe de servicio de Servicios Sociales, durante la presentación.

Se acabó el relacionar los centros sociales con la vejez. Esos equipamientos municipales han de ser espacios "intergeneracionales" en los que todos los sectores de la ciudadanía tengan protagonismo. Al menos ese es el objetivo de la concejalía de Atención a las Personas, que pondrá en marcha en los próximos días un nuevo programa de dinamización sociocomunitaria que se desarrollará en los centros con el fin de "promover un ocio y tiempo libre saludable, la creatividad, la educación, así como aumentar los niveles de formación y adquisición de conocimientos de los usuarios", explica la edil del ramo, Marisa Ponga. "Queremos atraer a los jóvenes a los centros sociales, pero también a los niños y a personas de cualquier edad", añade Ponga.

La concejala socialista presentó ayer el nuevo programa en el centro social El Cortijo, en La Corredoria, donde les explicó a los presentes que las diferentes actividades e iniciativas que se contemplan son fruto "de un estudio de la demanda existente" y están pensadas "con criterios de transversalidad, participación e intergenerecionalidad".

Así, el programa desgrana proyectos específicos dirigidos a sectores de población definidos. En el caso de la infancia incluye actividades de prevención y detección del "bullyng" escolar (acoso o maltrato en los centros educativos), en las que los pequeños aprenderán "técnicas de control de estrés y trabajarán la inteligencia emocional". También se ofrecerá apoyo escolar a los niños de primaria, se les iniciará en las nuevas tecnologías, contarán con actividades lúdicas, artísticas y de promoción de la salud, talleres de cocina saludable, teatro infantil, creación de títeres, todo tipo de manualidades o sesiones de "bailoterapia".

La programación para la juventud se ha diseñado "teniendo como pilares básicos la prevención y el desarrollo de todas las habilidades sociales y de relación". Así, este sector de la población podrá encontrar en los centros sociales "talleres de huertos urbanos, imagen personal, cajón flamenco o específicos de cocina", explica Marisa Ponga. Los jóvenes tendrán además la oportunidad de sumarse a charlas sobre el uso de redes sociales o a un programa de radio. También se pondrá en marcha "una escuela de padres".

Las mujeres en particular podrán optar "a un amplio abanico" de actividades, todas ellas "con el denominador común de promocionar la igualdad de género". En este sentido habrá actividades como "Tu salud en marcha" -con la que se programarán salidas para evitar el sedentarismo- o "Aprendiendo a gustarme", que tiene como objetivo "potenciar la autoestima y el conocimiento personal" de las participantes. Además, las mujeres dispondrán de talleres literarios, estimulación cognitiva o reciclaje, entre otros muchos.

El proyecto relacionado con los mayores persigue dos objetivos básicos. "El primero es la mejora de su calidad de vida y el segundo fomentar sus relaciones sociales", señala Marisa Ponga. Este sector de la sociedad encontrará en los centros sociales talleres de mantenimiento cognitivo, poesía, risoterapia, grupos de conversación, fiestas temáticas o visitas culturales.

Para elaborar el programa también se ha pensado en los inmigrantes y en las personas con discapacidad. Los primeros contarán con "talleres de apoyo educativo, cultural y social en primera acogida" o con clases para realizar trámites básicos por internet. Los segundos tendrán talleres de eliminación de barreras físicas, de comunicación y mentales, charlas de sensibilización o visitas culturales.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook