27 de febrero de 2017
27.02.2017

El párroco de San Lázaro cancela la procesión del barrio: "Movía a poca gente"

"No podremos salir por encerronas y envidias", denuncia el grupo parroquial que organizó las dos ediciones del desfile

27.02.2017 | 01:51
La procesión del Cristo de la Caridad, el año pasado, a su paso por la calle Julián Cañedo, en San Lázaro.

El barrio de San Lázaro se quedará esta Semana Santa sin su particular procesión del Cristo de la Caridad. El consejo pastoral de la iglesia de San Lázaro del Camino, dirigida por el párroco Andrés Fernández, ha aprobado suspender el desfile al considerar que apenas tenía repercusión entre los feligreses y el resto de ciudadanos. Sin embargo, el grupo parroquial que organiza la marcha cree que la decisión responde a "encerronas y envidias" y asegura que desde que empezaron a procesionar -hace dos años- han generado malestar en hermandades o asociaciones. "Hemos levantado ampollas en otras cofradías", dice Javier Sergio Vázquez, miembro del grupo parroquial fundador de la procesión del Cristo de la Caridad.

Según este grupo, las encerronas y envidias proceden tanto del interior como del exterior de la iglesia de San Lázaro. Así, denuncia que a algunos parroquianos no les parece correcto que el actual coordinador de la procesión del barrio, Igor Freijóo, pertenezca a la Hermandad de Los Estudiantes. "Que yo sepa no tenemos exclusividad", comenta Vázquez, que también forma parte de esa hermandad y considera que Los Estudiantes les han apoyado incondicionalmente para sacar al Cristo de la Caridad por San Lázaro. Al referirse a las malas influencias externas habla de "presiones" para cambiar el día del desfile del Cristo de la Caridad. "Nosotros salimos el mismo día que la cofradía de San Isidoro, el Viernes Santo. Ahí lo dejo".

La Archicofradía del Santo Entierro y Nuestra Señora de los Dolores en su Inmaculada Concepción pertenece a la parroquia de San Isidoro el Real y saca el paso del Santo Entierro cada Viernes Santo, aunque su recorrido no tiene nada que ver con el de San Lázaro. Mientras el primero comienza y finaliza en la plaza del Ayuntamiento tras recorrer el centro y el casco antiguo, el Cristo de la Caridad pasa únicamente por las calles del barrio después de salir de la iglesia de San Lázaro del Camino.

El párroco del barrio desdramatiza la suspensión de la procesión y abre la puerta a un regreso en años venideros "siempre que surja un grupo parroquial con la fuerza suficiente como para aglutinar a bastante gente con verdadera devoción en Cristo". A su juicio, el apoyo ciudadano al paso del Cristo de la Caridad estos dos años ha sido escasa. "La gente no está acostumbrada y eso se notó en la calle, movía a pocos vecinos. Lo que había era un fervorín de un día, sin respuesta popular. No se puede hacer una procesión un día como quien saca el Cristo a que se ventile". Andrés Fernández no le resta mérito a los que impulsaron y organizaron la procesión desde 2015, pero cree que su presencia en la iglesia de San Lázaro "debe ser habitual para trabajar en equipo y no de un solo día".

Javier Sergio Vázquez, del grupo que ideó el desfile del Cristo de la Caridad, califica de "zafio y barriobajero" el intento de crear una nueva asociación para hacerse cargo de la marcha. "Nuestro grupo siempre ha estado abierto a nuevas incorporaciones. No hacía falta ir por detrás y dinamitar el trabajo que hemos hecho hasta el momento". Además, explica que la procesión no ha generado gastos a la parroquia y que "los desembolsos que pudieron hacerse han sido cubiertos ampliamente por las donaciones de años anteriores, habiendo en la actualidad un superávit de dinero que está en poder de los responsables parroquiales, que pueden hacer uso de él como crean conveniente"

La talla del Cristo de la Caridad está actualmente en el altar de la iglesia de San Lázaro del Camino y es obra del escultor e imaginero murciano Francisco Toledo Sánchez. Por el momento, parece que no se moverá de allí en lo que queda de 2017.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook