01 de marzo de 2017
01.03.2017

Los pacientes piden horarios en sanidad "para la gente que trabaja por la mañana"

Los usuarios apoyan el bienestar del personal sanitario, pero reclaman "no tener que pedir el día" para ir al médico

01.03.2017 | 01:59
Los pacientes piden horarios en sanidad "para la gente que trabaja por la mañana"

"Hay gente que trabaja por las mañanas, como es mi caso, y a la que le vendría bien que la atendieran por las tardes para no perder una jornada laboral. En todo caso, habrá que adaptarse". Así, en un tono entre quejumbroso y resignado, se pronunciaba ayer por la mañana Alfonso Martínez del Blanco, uno de los centenares de usuarios que transitaba ayer por consultas externas. Opinaba sobre la reorganización horaria del Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA) y del conjunto de la sanidad pública asturiana.

En virtud de este cambio, el personal sanitario quedará eximido del módulo de dos horas y media de trabajo que venía realizando una tarde a la semana -desde hace cuatro años- para ver ampliada la jornada matinal en media hora cada día. De este modo, el horario laboral ordinario comenzará a las ocho de la mañana y concluirá a las tres y media de la tarde. El HUCA tiene previsto poner en marcha este modelo el próximo 3 de abril, lunes.

Alfonso Martínez del Blanco, ovetense, acompaña a su padre, que acude a consulta para un preoperatorio. La suya es una de las valoraciones de usuarios recogidas por este periódico en el área de consultas externas del complejo sanitario de La Cadellada. Entre los interrogados se observan posturas que apoyan el bienestar laboral del personal sanitario -que venía reclamando de forma mayoritaria la supresión de los módulos vespertinos- y minimizan los perjuicios que el cambio causa a los usuarios. Pero abundan más las valoraciones negativas de la modificación, que suelen basarse en las dificultades que se topan numerosos muchos ciudadanos con obligaciones laborales cuando han de acudir al médico por las mañanas. "Muchos trabajadores tenemos problema para venir por las mañanas. Yo hoy tuve que pedir el día para recibir un tratamiento. Lo ideal sería que hubiera un turno de tarde para gente que tenga dificultades por las mañanas", subrayó Manuel Quintana, de Villapérez (Oviedo).

Con esta redistribución del horario se prolongará, al menos sobre el papel, el periodo matutino dedicado a intervenciones quirúrgicas, consultas y pruebas diagnósticas. El Servicio de Salud del Principado (Sespa) sostiene que esta nueva organización permite aumentar en un diez por ciento la actividad que venía desarrollándose en los citados módulos vespertinos. Algunos médicos con experiencia y responsabilidades han alertado sobre las dificultades que entraña encajar en la nueva estructura horaria las intervenciones quirúrgicas de larga duración, que en un hospital de envergadura, como el HUCA, tienen un peso apreciable dentro de la actividad global.

Heriberto Lada, de Langreo, señala que "la sanidad y los bancos siguen enfocados a las mañanas". "Hay gente que por las mañanas no puede venir. Debería haber turnos de personal, unos por la mañana y otros por la tarde", argumenta. Mejor se lo toma la ovetense Belén Somoano, que espera por una consulta de traumatología. "Como usuaria, el cambio no me trastorna mucho. Es importante que el personal esté contento".

"Espero que el cambio no afecte al hospital de día de oncología, donde están poniendo tratamientos todo el día. Por lo demás, para el personal puede ser positivo; los trabajadores están en su derecho de pedir lo que les venga mejor", señala un paciente que está a tratamiento por un cáncer, y que prefiere permanecer en el anonimato.

Mauricio Telenti, microbiólogo del HUCA, no se verá afectado por la reorganización. "En mi área ya trabajábamos media hora más por la mañana. El problema de fondo son las listas de espera. La gran cuestión es que un hospital funciona por equipos, y la dificultad de los horarios es que hay que organizarlos de manera que no rompan los equipos", subraya.

Iván Méndez, de Vegadeo, afirma: "No veo mal el cambio". Y puntualiza: "Quizá para algunos usuarios sea complicado venir por las tardes". Una usuaria que prefiere no dar su nombre se muestra muy airada: "No hablo para no calentarme. Tuve que pedir la mañana en el trabajo para venir. Los demás trabajamos ocho horas y nos aguantamos".

María Díaz y Laura Álvarez son de Lugones. "Me da igual venir por la mañana que por la tarde. Si así está mejor para los trabajadores del Hospital, me parece bien. A mí no me causa ningún trastorno", señala la primera. La segunda tampoco se muestra preocupada: "Me da igual un horario que otro. En mi trabajo tenemos derecho a horas para venir al médico, me basta con pedir un justificante"

También de Lugones, Alba Jiménez Jiménez, que acompaña a su madre, se manifiesta con menos complacencia: "Tenemos que venir con frecuencia. Pienso que quitar las tardes le va mal a los enfermos. Que el Hospital funcione por las tardes facilita las cosas. Lo mejor sería un horario más variado, de mañana y tarde".


Aglutinar a los afectados


De otro lado, ayer se presentó en Oviedo el colectivo #STOP Listas de Espera, que se autodefinió como un conjunto de ciudadanos "afectados por las listas de espera excesivas de la sanidad asturiana, o por las trampas en la gestión de la Consejería para maquillarlas". En el acto intervinieron Alfonso Ángel Jiménez, portavoz del colectivo; Carlos Ponte, de la Plataforma por la Defensa de la Sanidad Pública de Asturias; y Dacio Alonso, de la Unión de Consumidores (UCE-Asturias).

El grupo ha puesto en marcha una campaña en el portal de internet "change.org" y pretende aglutinar el descontento de quienes se sienten "engañados" en relación con las esperas sanitarias. "Calculamos que puede haber cientos de personas afectadas", proclaman.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine