17 de marzo de 2017
17.03.2017

Una línea rápida de autobús conectará La Corredoria y el Cristo con 19 paradas

Las asociaciones de vecinos aprueban que el nuevo itinerario, el R, pase por Llamaquique y evite el rodeo por Uría

17.03.2017 | 08:36
Fernández del Páramo, Ana Rivas y Latierro, ayer, en la reunión.

Las asociaciones de vecinos de Oviedo, la concejala de Infraestructuras, Ana Rivas, el concejal de Urbanismo, Ignacio Fernández del Páramo y el ingeniero municipal Ignacio Ruiz Latierro, dieron ayer el visto bueno a una nueva línea de bus rápida, que quedó bautizada como línea R y que fijó su recorrido por Llamaquique, ahorrándose paradas por la zona centro y la calle Uría.

Los vecinos apoyaron la segunda alternativa de las que presentó el equipo de gobierno, una propuesta que, en la línea del espíritu con el que se ha concebido la línea, quita paradas y hace un poco más rápido el recorrido.

La nueva línea viene a introducir una posibilidad más entre las líneas C y D ya existentes, que cubren el eje Este/Oeste entre La Corredoria y las Facultades del Cristo. La novedad de esta línea R es que será una línea exprés o línea rápida, con sólo 19 paradas y que pretende servir de forma especial al colectivo estudiantil y a los trabajadores de la administración. Por ello la elección de la segunda opción, con parada en Llamaquique, también ayuda a cumplir los objetivos con los que se diseñó el trayecto.

La línea, a diferencia de las C y D, empezará en el Espíritu Santo, es decir, ya en territorio del municipio, ahorrándose ya algunos quilómetros. La frecuencia será cada media hora, aunque, según detalló el ingeniero municipal, la posibilidad de alternar con la línea D creará el efecto de una cadencia de quince minutos.

Para lograr poner en marcha la nueva línea, se rescata algún vehículo de la línea C, lo que obligará también a rebajar un poco la frecuencia de este itinerario, que pasará de once a quince minutos.

Trámites administrativos

Con el acuerdo entre las asociaciones vecinales sobre el recorrido y el resto de detalles, a Infraestructuras le queda ahora lograr el consenso en unas pocas líneas más para poner en marcha la modificación del plan de movilidad. La puesta en servicio de la nueva línea se retrasará, por tanto, a la finalización de todos estos trámites administrativos.

En la reunión de ayer, los vecinos también propusieron introducir otro tipo de modificaciones para mejorar el servicio de una línea rápida, relativas, en especial al uso del bono o a alguna mejora en la red semafórica. La concejala Ana Rivas aplazó estos debates a la obtención, primero, de todos los acuerdos sobre las modificaciones en las líneas. Después, aseguró, se abordarán otros aspectos como la campaña para fomentar el uso de los bonos, que en Oviedo, a pesar de las modificaciones en el servicio en los últimos años, se mantiene invariable en el 50% de viajeros, una tasa muy baja en comparación con la media nacional.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook