26 de marzo de 2017
26.03.2017

"La vida de los no nacidos y los mayores está en entredicho", alerta Jesús Sanz Montes

El arzobispo inaugura la sede del Centro de Orientación Familiar y lamenta que la familia no siempre esté "bien tratada"

26.03.2017 | 03:01
De izquierda a derecha, Esther Uriola, José Luis Besteiro, Jesús Sanz, Inmaculada Flórez e Inmaculada Fernández, durante la inauguración de la nueva sede del Centro de Orientación Familiar.

Ángel FIDALGO

El Arzobispo de Oviedo, Jesús Sanz Montes, aprovechó ayer la inauguración de la nueva sede del Centro de Orientación Familiar (COF) Diocesano de Oviedo para señalar a los asistentes que, "la vida de los no nacidos y de personas mayores está en entredicho", en clara alusión al aborto y a la eutanasia. Al finalizar el acto, el Arzobispo bendijo los nuevos locales situados en la calle Rector Leopoldo Alas Hijo.

"A la Diócesis, como realidad cristiana de búsqueda, se le encomendó que anuncie a las nuevas generaciones buenas noticas; una de ellas tiene que ver con la vida, que está entredicho para los no nacidos y para algunas personas mayores. A nosotros la vida sí nos importa", comenzó diciendo Jesús Sanz Montes a los numerosos asistentes que llenaron el amplio salón de actos.

Después dijo que, "la Diócesis de Oviedo mira a la familia, que no siempre está bien tratada; pero nosotros, como cristianos, trabajamos para que sea educada y pueda realizar todo su recorrido".

El Arzobispo recordó también a uno de los impulsores del Centro de Orientación Familiar en Oviedo, Hilario Paz. "Ahora nosotros estamos continuando esa labor", comentó a los asistentes entre los que se encontraban casi todos los cuarenta voluntarios del colectivo.

El director del centro, José Luis Besteiro, fue el segundo en intervenir. Lo hizo presentando al colectivo, "que no es otra cosa que un servicio de la Iglesia a todas las familias de la Diócesis, para lo que cuenta con un grupo de profesionales que tienen el objetivo de ayudar a las familias en las diferentes áreas".

Después lamentó que "el entorno social influya negativamente en la familia, provocando que las disfunciones familiares sean más frecuentes y que los cambios de esquema familiar determinen que la familia moderna sea más pequeña, menos estable y muy sobrecargada".

Besteiro estuvo acompañado de su equipo de colaboradores: Esther Uriola, directora del área de formación; Inmaculada Flórez, de la de apoyo a la vida; e Inmaculada Fernández, responsable del proyecto de ayuda a las madres con abortos provocados.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído