Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El tripartito ovetense peatonalizará calles de Otero y Fozaneldi para unirlas con el Antiguo

Acabar con la cicatriz de la Ronda Sur, que separa el centro de los barrios del Este, requerirá una inversión superior a los 1,2 millones

El tripartito ovetense peatonalizará calles de Otero y Fozaneldi para unirlas con el Antiguo

El tripartito ovetense peatonalizará calles de Otero y Fozaneldi para unirlas con el Antiguo

El tripartito (Somos, PSOE e IU) quiere "humanizar" el entorno de los barrios de Otero y Fozaneldi a base de peatonalizaciones, pasos de cebra y semáforos para unirlos con el centro de la ciudad a través del casco antiguo. La idea del Ayuntamiento pasa por "cicatrizar" la herida abierta por

Las obras principales se centrarán en colocar pasos de cebra y semáforos -siguiendo la estela de lo que se quiere hacer en los accesos de la "Y" a la ciudad, ahora Bulevar de Santullano- en el entorno de la calle Goya y la glorieta de Fozaneldi, y en conectar la calle Asensio Bretones con las obras recién terminadas de la Senda Verde. Los proyectos, que dependen de la concejalía de Urbanismo que encabeza Ignacio Fernández del Páramo (Somos), se quieren financiar a cargo del superávit del presupuesto del pasado ejercicio. En concreto, la contratación del proyecto y la ejecución de la obra para conectar la calle Goya (barrio de Fozaneldi) con el corazón de la ciudad cuenta con un presupuesto total de 875.000 euros.

Esta será la principal actuación, que fuentes municipales califican de "blanda", para unir el barrio de Fozaneldi con el casco antiguo a través de pasos de peatones. Estas mismas fuentes afirman que con estas dos obras "se busca solucionar el aislamiento que durante décadas ha sufrido el barrio de Fozaneldi por culpa de la antigua Ronda Sur". Y todo ello se enmarca, siempre según las mismas fuentes, "en la política de recuperar espacios para las personas transformando viejas infraestructuras en corredores verdes".

Pero la obra, según explican desde el tripartito, también tiene otra vertiente: la de la seguridad. Y es que muchos peatones han abierto a base del uso un paso de peatones oficioso a unos metros de la rotonda de Santo Domingo. "Han creado (los peatones) un paso artificial que pone en riesgo su seguridad", dicen desde el Ayuntamiento. Además, y para completar el proyecto de conectar Otero y Fozaneldi con el centro de la ciudad a través del casco antiguo, se tiene previsto peatonalizar y conectar parte de la calle Asensio Bretones con el nuevo tramo de la Senda Verde que arranca bajo la pasarela que atraviesa de la Ronda Sur.

El cierre de la "cicatriz" que separa los barrios de la zona este y sureste de la ciudad es una vieja aspiración de los vecinos de la zona y que el Ayuntamiento, ya en tiempos del PP en la Alcaldía, ha tratado de ponerle solución. Son varios los proyectos que los populares tuvieron sobre la mesa para acabar con el problema de la separación física de Otero y Fozaneldi con el resto de la ciudad. Por ejemplo, el PP barajó hasta tres opciones. Una de ellas era seguir la estela de lo que se había venido realizando hasta ahora: salvar el tráfico mediante pasarelas peatonales. Pero esta salida, cercano el nuevo milenio, comenzó a desecharse para optar por otras vías.

Una de las alternativas que se exploró para la zona, era la excavación de una paso subterráneo para salvar la Ronda Sur. Luego surgiría la tercera salida que el PP meditó para dar respuesta a las exigencias vecinales de los barrios afectados por la Ronda Sur: tirar de una losa como ya se hizo, por ejemplo, para cubrir el cinturón de hierro que separaba la calle Uría de los barrios de la Argañosa, Vallobín y Ciudad Naranco.

El PP también barajó la opción de la losa para soterrar el tráfico de entrada y salida de la ciudad por la autopista "Y" -actual bulevar de Santullano- para proteger de la contaminación y de los ruidos a la iglesia de San Julián de los Prados, una de las joyas del Prerrománico asturiano. La idea acabó en un cajón debido al estallido de la crisis y los recortes presupuestarios, ya que el proyecto iba a financiarse con dinero del Ayuntamiento, el Principado y el Gobierno central.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats