Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los proyectos a cargo del remanente del pasado ejercicio

El tripartito destinará 1,3 millones a arreglar varias escuelas del municipio

La ciudad mejorará los accesos al colegio Fernández Ramos y las goteras del Gesta y cambiará los tejados en el de Tudela Veguín y en las Escuelas Blancas

El tripartito local (Somos, PSOE e IU) utilizará 1,331 millones de euros del superávit del pasado ejercicio -22,4 millones- para mejorar las instalaciones de más de media docena de colegios del municipio y de otros centros educativos dependientes del concejo. Las actuaciones se sumarán a las clásicas de mantenimiento que

La mayor inversión prevista es la que se ejecutará en el colegio Germán Fernández Ramos (barrio de Pando), con una partida prevista de 448.600 euros para mejorar los accesos al centro escolar y habilitar un nuevo patio para los alumnos más pequeños.

El Ayuntamiento también quiere acabar con los problemas que sufren los profesores y alumnos del colegio de Tudela Veguín, sustituyendo el tejado y las ventanas. Para llevar a cabo estos trabajos, según los cálculos que se hacen desde el área de Infraestructuras (Ana Rivas, PSOE) y de Educación (Mercedes González, Somos), harán falta 115.000 euros. Otra cubierta que se reformará será la de las Escuelas Blancas (San Lázaro). Para ello se tirará de 140.000 euros del remanente de tesorería.

También está previsto actuar sobre la cubierta del pabellón trasero del colegio Gesta, que sufre goteras. El presupuesto que saldrá a licitación para adjudicar la obra se calcula en unos 60.000 euros. Además de ejecutar trabajos en la estructura de los edificios que ocupan las aulas, el Ayuntamiento quiere mejorar la eficiencia energética de varios centros educativos públicos. La idea que el gobierno local tiene sobre la mesa es la de destinar unos 350.000 euros para cambiar las actuales calderas de gasoil de cuatro o cinco colegios por otras de gas.

Al mismo tiempo, también se quiere mejorar la accesibilidad en diversos edificios de titularidad municipal. Para ello, y siempre a cargo del superávit, se han presupuestado unos 120.000 euros. La mayor parte -unos 100.000 euros- irán a parar para mejorar los accesos de la Escuela Municipal de Música. Las piscinas municipales -dependientes del área de Deportes, responsabilidad de Fernando Villacampa (Somos)- también tendrán un capítulo importante dentro del reparto del dinero del superávit del presupuesto del pasado ejercicio. Desde el equipo de gobierno son claros sobre la necesidad de acometer estos trabajos: "O se hacen, o habría que cerrar las piscinas". Las instalaciones en las que se ejecutarán las obras están repartidas por buena parte de la ciudad: La Corredoria, San Lázaro, Teatinos y Parque del Oeste. Para tener en perfecto estado de revista a la piscina de La Corredoria hacen falta 130.000 euros. Según los informes técnicos, el vaso de la instalación del populoso barrio ovetense necesita ser impermeabilizado para acabar con las fugas de agua que presenta.

En el caso de San Lázaro se destinarán 60.000 euros para diversos trabajos. Y la piscina de Teatinos contará con 47.000 euros con los que se comprará un deshumidificador para poner fin a las condensaciones que se producen debido a la climatización del vaso. Para las instalaciones situadas en el Parque del Oeste se cree que 10.000 euros serán suficientes para sustituir el cuadro eléctrico de la máquina de bombeo, que lleva un tiempo dando problemas.

El superávit de las cuentas de 2016 servirá también para mejorar los sistemas de seguridad de los principales polideportivos de la ciudad. El tripartito destinará 200.000 euros para, por ejemplo, dotar a las instalaciones de mejores sistemas para la extinción de incendios en el caso de que se produzca un siniestro de estas características.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats