Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

"En el Antiguo son más los que están a favor de los conciertos en bares", dice "Oviedo Redondo"

"Los botellones descontrolados son los que molestan, la música en directo en locales insonorizados, no", afirma el presidente vecinal

Un concierto en la plaza Daoíz y Velarde durante un amagüestu organizado por "Oviedo Redondo".

Un concierto en la plaza Daoíz y Velarde durante un amagüestu organizado por "Oviedo Redondo". LUISMA MURIAS

En el Antiguo hay vecinos a los que les suena muy bien la iniciativa de los músicos ovetenses para reivindicar que el Principado modifique la ley que impide la celebración de conciertos en locales insonorizados que "pinchan" música grabada hasta 90 decibelios. El presidente de la asociación "Oviedo Redondo", un colectivo que cuenta actualmente con casi 200 socios -"pagando cuota", puntualizan- entre residentes, negocios y locales hosteleros, tiene claro que en el barrio son "muchísimos más" los que están a favor de este tipo de celebraciones culturales que los que declaran la guerra a la música en directo. "Hay colectivos que se atribuyen la representación de barrio cuando en realidad cuentan con muy pocos asociados. Yo hablo mucho con los vecinos y no conozco a ninguno", asegura Manuel Velasco haciendo referencia a la llamada Asociación de Vecinos del Oviedo Antiguo, presidida por Juan García, que defiende con firmeza no permitir música en directo.

Los integrantes de "Oviedo Redondo" apoyan los conciertos en los bares de su barrio siempre que se cumpla a rajatabla la normativa en cuanto a seguridad y se respete el mismo volumen que con la música grabada. Para ellos, acabar con la música en directo "es atacar a la cultura de la ciudad" y consideran que la programación regulada de conciertos serviría para que el barrio no sea un monocultivo de bares "en los que sólo se sirven copas". En su opinión, la música interpretada por profesionales "suele atraer a un tipo de público diferente y genera un tipo de ocio ordenado", muy lejos del que en realidad les quita el sueño. "El verdadero problema viene cuando la gente que sale a la calle se comporta de forma incivilizada. Cuando rompen botellas, si hay peleas, cuando mean en las esquinas... Eso ocurre todos los fines de semana en el Antiguo y no se persigue con la misma dureza que a los profesionales de la música que desarrollan su carrera en la ciudad. Los botellones descontrolados son los que molestan por las noches, los conciertos en directo en locales insonorizados, no".

El portavoz de la Asociación de Músicos y Músicas d' Uviéu, Jorge Otero, advirtió esta misma semana que el colectivo al que representa tiene previsto movilizarse si el Principado no mueve ficha para negociar un posible cambio de la ley de Espectáculos Públicos. Manuel Velasco, el presidente de "Oviedo Redondo", tiene claro que su asociación apoyará la protesta en el caso de que se lleve a cabo. "Oviedo tiene que ser una ciudad moderna y no se le pueden poner trabas a la cultura. Estaremos con ellos siempre que la actividad sea regulada", subraya. Los músicos de Oviedo también cuentan con el apoyo de otros colectivos de la ciudad que lo han hecho público, entre los que se encuentran asociaciones culturales y profesionales, profesores del conservatorio y hosteleros. Dos de los miembros del tripartito, IU y Somos, también les apoyan.

Compartir el artículo

stats