07 de mayo de 2017
07.05.2017

Al colegio con mucha clase

Los alumnos del Meres irán vestidos por Marcos Luengo, el primer modisto que se lanza a diseñar un uniforme escolar

07.05.2017 | 01:54
Al colegio con mucha clase

El asturiano Marcos Luengo se ha embarcado en una aventura insólita: es el autor del nuevo uniforme del Colegio Internacional Meres. A partir del curso que viene, los alumnos asistirán a clase vestidos por el mismo modisto que eligen para sus apariciones públicas la modelo Nieves Álvarez, la periodista Sara Carbonero y hasta la mismísima Reina Letizia.

Que se sepa, hasta ahora ningún otro modisto había afrontado semejante reto. El diseñador moscón lleva todo el año devanándose los sesos para que los pequeños del Meres luzcan el mejor "outfit" (vestimenta) para las aulas. A lograrlo le ha ayudado su propia experiencia como padre de dos antiguas alumnas del centro. Cuenta que con la llegada de la adolescencia ponerse el uniforme suponía para ellas un pequeño drama. "He querido hacer algo al día, con materiales naturales y actuales, con elastán para que se adapten al cuerpo y sean cómodos, y con líneas que favorezcan a las niñas", explicaba el modisto esta misma semana, durante una de las pruebas en su taller ovetense. Aseguró haber puesto "mucho cariño" y, consciente de las preocupaciones domésticas de las familias, comenta que el diseño -al que aún le faltan retoques- no repercutirá en el precio de los uniformes.

Luengo ha dedicado lo que va de curso a seleccionar tejidos y colores, a decidir el corte, sometiéndolo todo al juicio de la dirección y ahora, por fin, se da por satisfecho con el resultado. Ha creado un equipo escolar a partir de tres colores: gris, granate y azul en varias gamas. Para las chicas ha diseñado un pichi y un conjunto de falda, ligeramente evasé e inspirada en los pantalones chinos. Los niños se pasearán por las aulas con unos pantalones grises, más estrechos que los que usan ahora. Todos completarán sus estilismos con unas camisas en un azul muy pálido, con el escudo del colegio bordado, y con chalecos, chaquetas y jerseys en granate y azul. Los tonos elegidos son más alegres que los del uniforme actual, que ya ha cumplido 50 años, y el conjunto resulta "más caliente" por la lana que lleva en su composición.

El ropero escolar de los alumnos del Meres se redondea con prendas de abrigo guateadas en un azul medio, el mismo que el de la prenda estrella el uniforme: una estilosísima tebas. Y como toque final, para ocasiones algo especiales, una corbata en varios colores. La equipación deportiva también se actualiza, alternando grises y azules en los chándales, las camisetas y los pantalones.

Pilar Miralles, la subdirectora del colegio, anunciaba hace un par de días que el uniforme será presentado próximamente a los padres con un desfile. Para el colegio este es un acontecimiento importante: "Educación también es saber vestirse".

Algunos de los futuros usuarios han hecho de improvisados modelos y han verificado la calidad del diseño. Después de probarlo, éste es el dictamen de Sofía García, de primero de Primaria: "Con este uniforme es más fácil dar la voltereta lateral y hacer el 'espagat', y tiene más colores".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook