23 de junio de 2017
23.06.2017

Las feministas llaman a "quemar la Iglesia" en la noche de San Juan

El "conjuro por el derecho a decidir" ataca a los antiabortistas: "qué próvida, ni qué niño muerto; no hay debate en esta movida"

23.06.2017 | 14:28

"Quememos la Iglesia; también el capital". Es uno de de los versos de del "conjuro por el derecho a decidir", que la Plataforma Feminista d'Asturies leerá esta noche antes de la quema de la hoguera de San Juan en Oviedo, ante la Catedral. A las 23.45 horas está prevista la lectura del manifiesto, que las feministas publicaron esta mañana en sus redes sociales: "Os invitamos a participar con nosotras en la lectura colectiva de un Conjuro Por el Derecho a Decidir, durante la quema de las hogueras de San Juan", convocaron.

El texto finaliza con una declaración crítica con los antiabortistas. "Y qué próvida, ni qué niño muerto; las mujeres decidimos sobre nuestro cuerpo. (€) No hay debate en esta movida, nosotras sí que somos las próvida".

El colectivo, que anuncia que también estará presente en la hoguera gijonesa de Deva, adjunta en la convocatoria el texto del conjuro "para que lo vayáis ensayando, o leyéndolo en las hogueras a las que acudáis, si es que no os podéis unir a nosotras". Además, anima a las mujeres que vayan caracterizadas de acuerdo a una noche mágica como la de San Juan. "Llevad velas, sombreros, pelucas, escobas... y otras brujas con vosotras".
Este es el texto íntegro del "conjuro por el derecho a decidir"

Cefalópodos y cigotos: aquí están las brujas.
Que escuchen diputados, curas y demás granujas.
Pelos del culo, queso emmental:
quememos la Iglesia; también el capital.

Sanz Montes, Gabinos, Roucos, Gallardones:
vais a pagarlo con vuestros Borbones.
Abracadabra más dos velas negras,
agarráivos los machos, que llegamos las meigas.

Nos venimos párriba porque somos muchas,
si no nos hacéis caso: ¡escrache hasta en vuestras duchas!
Todo lo que sale de vuestra boca es infernal tontería:
tomamos nuestras decisiones y tenemos nuestra autonomía.

Y qué próvida, ni qué niño muerto;
las mujeres decidimos sobre nuestro cuerpo.
Cuando venís, nosotras ya hemos vuelto:
ya podéis dormir con un ojo abierto.

NO HAY DEBATE EN ESTA MOVIDA
NOSOTRAS SI QUE SOMOS LAS PROVIDA.
¡FEMINISTAS: ARRIBA!

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook