Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Laura Díez: "El Ayuntamiento se olvida de los que dieron su vida por la legalidad"

El tripartito se compromete a estudiar un reconocimiento municipal a las "Trece Rosas" con motivo de la conmemoración de su fusilamiento

Maximino Candanedo con un puñado de rosas durante su intervención en el acto celebrado ayer en el monolito de San Esteban de las Cruces. L. B.

"Un acto de dignidad democrática". Así calificaron ayer varios de los asistentes el homenaje a las conocidas como las "Trece Rosas" con motivo del 78 aniversario de su fusilamiento por la dictadura franquista en Madrid. La delegación asturiana del colectivo que lleva su nombre quiso aprovechar el acto para reivindicar un reconocimiento municipal a su memoria, que representantes del gobierno tripartito se comprometieron a valorar.

La cita tuvo lugar por primera vez en el monolito que señala la fosa común de San Esteban de las Cruces desde hace dos años. Desde el año 2009 miembros y simpatizantes de "Trece Rosas Asturias" se citan cada 5 de agosto para recordar a un grupo en el que se encontraban las asturianas Julia Conesa y Joaquina López Laffite. El motivo no es otro que el de reivindicar su legado y reclamar un mayor reconocimiento a lo que significaron en la lucha por los valores republicanos y contra la dictadura. "El Ayuntamiento se olvida de los que dieron su vida por la legalidad al no hacer un reconocimiento plenario expreso a estas personas", declaró la presidenta del colectivo, Laura Díez, que aprovechó también para reivindicar la ayuda de las administraciones para hacer cumplir la Ley de Memoria Histórica y financiar la identificación y dignificación de las fosas comunes. "Hay 400 fosas en Asturias de las que de la mayoría poco se sabe", indicó Díez, que criticó especialmente que se utilice el argumento de la falta de fondos para este tipo de actuaciones. "Hay dinero para mantener pazos, para el Valle de los Caídos y para la Fundación Franco, pero no para esto", ironizó para acusar directamente al PP de dejar a cero las partidas para la memoria histórica y de no acudir al homenaje pese a estar invitado. "Llamamos a todos los grupos, pero no nos sorprende que los únicos que no vinieron fueron el PP y Ciudadanos", advirtió.

Entre los asistentes estuvieron representantes de Somos, PSOE e IU. Uno de los asistentes fue el concejal de Somos Fernando Villacampa, que recogió el guante lanzado por la presidenta del colectivo. "Estudiaremos la propuesta del reconocimiento municipal para llevarla al Ayuntamiento", se comprometió Villacampa, que señaló que "la salud democrática requiere actos de recuerdo dignos a quienes se enfrentaron al fascismo".

También participó el candidato a la secretaría general de la Federación Socialista Asturiana, José María Pérez, que defendió la necesidad de este tipo de actos. "Hay que recordar el pasado para lograr que no suceda nunca más", indicó sobre una conmemoración que consideró necesaria para "cerrar heridas".

Por su parte, el presidente del centro asturiano de Barcelona, Enrique Delgado, aprovechó su estancia en Asturias para asistir al homenaje junto al Ateneo Republicano de Gijón y dar a conocer la labor de investigación del colectivo en materia de memoria histórica. "En septiembre u octubre organizaremos unas jornadas en las que se expondremos el resultado de investigaciones sobre los refugiados asturianos en Barcelona", declaró Delgado, que completó las intervenciones, en las que el tesorero de la asociación "Trece Rosas", Maximinio Candanedo, recitó un poema de Blas de Otero.

Compartir el artículo

stats