20 de septiembre de 2017
20.09.2017

Defensa dice ahora que el futuro de la Vega pasa por un acuerdo con la ciudad

El Ministerio evita hablar de venta de terrenos, insiste en su "voluntad de diálogo constante" y confía en resolver el asunto próximamente

20.09.2017 | 01:58
Una de las naves de la Fábrica de Armas de La Vega.

Avanza la cuenta atrás para la primera reunión sobre el futuro de la Vega entre el ministerio de Defensa y el Ayuntamiento de Oviedo y desde Madrid se enfría la polémica suscitada por las últimas exigencias del Estado de cara a estas reuniones. Defensa dice, ahora, que el futuro de la Vega para por "un acuerdo de colaboración" con el Ayuntamiento.

Después de que el área de Infraestructuras del ministerio mandara un comunicado en el que se ponía como primera premisa aceptar la titularidad estatal de los terrenos y tener en cuenta que la intención del gobierno central era sacarlos a la venta a precio de mercado, fuentes de Defensa han tratado de rebajar estas exigencias indicando que el posicionamiento desde Madrid es "la constante voluntad de diálogo".

La respuesta del Ministerio a preguntas de este periódico para que se pronunciara sobre la versión del Alcalde, Wenceslao López, que atribuyó la carta de Infraestructuras a un "error de comunicación interna" en Defensa, es diplomática y cortés. Las fuentes ministeriales evitan en todo momento hablar de venta de terrenos e insisten en que Madrid ha tratado "durante estos años" de buscar una solución, como prueba, explican, "la propuesta y posterior creación" de este grupo de trabajo que se reunirá en octubre.

El Ministerio explica que se ha informado al Ayuntamiento de los miembros que participarán en esa reunión en Madrid y que el Estado confía en que esa mesa de negociación dé sus frutos. El objetivo, indican las mismas fuentes del ministerio de Defensa, es que "al hilo de estas reuniones se determine el uso que se va a dar a la Vega y que debe materializarse, en un futuro próximo, en un acuerdo de colaboración entre ambas partes".

Ese "acuerdo de colaboración" y ese "futuro próximo" parecen contrastar con la condición innegociable de renunciar a la propiedad de la fábrica y de la venta de terrenos que el departamento de Infraestructuras de Defensa expuso a principios de mes al Ayuntamiento en una carta.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook