Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Ribera de Arriba

El Ayuntamiento de Ribera de Arriba compra el palacio de los Prieto en Bueño

El municipio proyecta desarrollar un equipamiento cultural en torno a la casona, del siglo XVIII, y las dos fincas, ahora en manos municipales

Vista general de una de las fincas, con el palacio de Carlos Prieto al fondo y la panera a la derecha. LNE

El palacio de los Prieto se queda en Bueño. La que fue casa familiar de Carlos Prieto y Fernández de la Llana, ovetense con brillante trayectoria empresarial en México y gran benefactor de la localidad de Ribera de Arriba, acaba de pasar a manos municipales.

El Alcalde, José Ramón García, firmó ayer la compraventa de todo el conjunto, ahora propiedad de sus hijos, el reputado chelista Carlos Prieto y Juan Luis Prieto. La operación incluye la casona, un palacio rural tradicional del siglo XVIII con reformas posteriores, una panera del XIX y dos fincas, que suman unos 8.000 metros cuadrados.

El palacio de los Prieto llevaba tiempo a la venta y los técnicos municipales informaron favorablemente de la posibilidad de adquirir la casería. Por una parte, destaca el regidor de Ribera de Arriba, es una operación que "aporta un patrimonio importante al municipio". Del otro lado, el Ayuntamiento ve la posibilidad de desarrollar en todo este conjunto un equipamiento de tipo cultural.

Sin embargo, el desarrollo de lo que pueda hacerse en el palacio de los Prieto tendrá que esperar a la rehabilitación de todo el cojunto. Ayer mismo se aprobó ya una partida especial de 200.000 euros para labores urgentes de mantenimiento.

Tras esta primera puesta a punto de la casona, se revisará toda la cubierta del edificio y serán los técnicos municipales los que determinen la inversión que necesita el palacio para servir como equipamiento cultural del municipio.

Carlos Prieto y Fernández de la Llana era bisnieto de Pelayo Prieto, oriundo de Bueño. Tras estudiar Derecho en Oviedo emigró a México en 1923 y desarrolló allí una importante trayectoria como industrial, principalmente con la Fundidora de aceros y fierros de Monterrey (estado de Nuevo León) y, también, con sensibilidad, inquietudes y relaciones con el mundo de la música y la cultura.

Compartir el artículo

stats