"Las declaraciones efectuadas por el presidente del Atlético de Madrid, Jesús Gil aparecidas ayer en los dos diarios deportivos ´Marca´ y ´As´, donde arremete contra varios jugadores del Oviedo y el entrenador, Javier Irureta, causaron indignación en la plantilla oviedista. ´Lacatus es un provocador consumado´, ´Carlos sobrevive echando al público contra los árbitros, así justifica su incapacidad´, fueron algunas de las acusaciones".