07 de noviembre de 2017
07.11.2017

Roban 190.000 euros de madrugada en la sucursal de Liberbank en Olloniego

Los asaltantes entraron tras forzar una ventana y sustrajeron el dinero destrozando el cajero automático y la caja de la oficina bancaria

07.11.2017 | 02:04
La oficina bancaria asaltada, en una imagen tomada ayer.

Un atraco a la sucursal de Liberbank en Olloniego se saldó la madrugada de ayer con un importante botín. Los asaltantes, un número aún por determinar, se llevaron cerca de 190.000 euros, según la Guardia Civil.

El robo se produjo entre las 22.40 horas del pasado domingo y las 8.00 horas de ayer lunes. Fue en ese momento cuando una empleada de la entidad bancaria dio la voz de alarma. Al llegar a trabajar se encontró con lo ocurrido y, de inmediato, lo puso en conocimiento de la Guardia Civil, responsable del suceso al haberse producido en la zona rural del municipio.

La Guardia Civil acudió de inmediato a la zona y comprobó que los atracadores habían destrozado el cajero automático y habían forzado una de las ventanas de la parte trasera del bajo en el que se sitúa la oficina de Liberbank de esta localidad ovetense. A lo largo de la mañana de ayer se trasladaron a la sucursal miembros de Policía Judicial de la Guardia Civil del cuartel de Tudela Veguín, el más cercano a la zona. Durante varias horas realizaron una inspección ocular de las dependencias de Liberbank y tomaron huellas dactilares, tanto del cajero como del interior de la oficina.

En un primer momento se barajó que los daños hubiesen sido sólo el destrozo del cajero y una ventana forzada pero más tarde se comprobó que los asaltantes se habían llevado una cantidad que ronda los 190.000 euros. Según fuentes del Instituto Armado, el botín salió tanto del cajero como de la caja de la oficina . Debido a la importante cuantía sustraída se ha hecho cargo del caso el equipo de patrimonio de la unidad orgánica de la Policía Judicial de la Comandancia de la Guardia Civil de Oviedo, que continúa con las pesquisas "con todas las líneas de investigación abiertas", apuntan fuentes de la Benemérita.

El robo de Olloniego tiene lugar días después de que un atraco en la sucursal también de Liberbank en Cangas de Onís se saldase con un ladrón muerto y un Guardia Civil herido. En el atraco al banco de Cangas de Onís los ladrones se habían hecho con un botín de 100.000 euros, algo más de la mitad del dinero que se llevaron los asaltantes que la madrugada de ayer entraron en la oficina de Olloniego, situada en un bajo de la carretera de Oviedo de esta localidad.

En Cangas de Onís, la Guardia Civil se tuvo que enfrentar a tiros con los atracadores ya que uno de ellos salió del banco disparando con dos pistolas. Una de esas balas rozó el brazo de uno de los agentes que precisó siete puntos de sutura.

Posteriormente, el atracador que disparó se encerró durante dos horas en el banco con las dos empleadas y un cliente que finalmente fueron liberados tras la mediación del negociador de la Guardia Civil. El atracador acabó pegándose un tiro en la cabeza al verse rodeado y sin salida posible.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

Lo último Lo más leído
Enlaces recomendados: Premios Cine