26 de noviembre de 2017
26.11.2017

Mil kilómetros de Avilés a Marbella contra la leucemia y en homenaje a Pablo Ráez

Iván González, atleta que sufre la enfermedad y recauda fondos para luchar contra ella, llega a Oviedo tras su primera etapa

26.11.2017 | 15:18
Mil kilómetros de Avilés a Marbella contra la leucemia y en homenaje a Pablo Ráez

Salió a las 11 y 15 de la plaza del Ayuntamiento de Avilés y ha llegado a Oviedo a las 14:15 horas. No es que Iván González se haya pillado un atasco monumental, sino que el atleta illense ha recorrido los primeros 32 kilómetros corriendo, de los mil que completará hasta llegar a Marbella. ¿El objetivo? Hacer un sentido homenaje a Pablo Raez, el joven andaluz fallecido el 25 de febrero a causa la leucemia, cuyo caso provocó una gran sensibilidad social con esta dolencia. Para ello recaudará fondos para la Fundación Josep Carrera. Como Raez, Iván González también padece la misma enfermedad, desde el año 2015, momento en que fue diagnosticado. Antes era caldedero. Ahora lucha contra la leucemia con las botas -de running- puestas. 

La primera parada ha tenido lugar en el Ayuntamiento de Oviedo. Allí ha sido recibio por representantes del consistorio y por algunos curiosos que merodeaban por la zona. El tradicional y dominical Mercado en el Fontán provocó que hubiera muchos transeúntes por la zona. Natural del Concejo de Illas, cercano a Avilés donde reside, González dijo encontrarse en "buenas condiciones" y afrontar con "muchas ganas" los próximos kilómetros. La etapa asturiana, que arrancó hoy, es sólo la primera de un periplo de casi mil kilómetros  que tiene su meta en Marbella. El objetivo del illense es llegar hoy sobre las 21:15 horas a Villamanín, finalizando su paso por Asturias, y después de haber recorrido localidades como Mieres, Pola de Lena y Pajares. 

Fue en el año 2015, cuando a Iván González le diagnosticaron leucemia. Sin tener más remedio que jubilarse de su anterior empleo, caldedero, el atleta comenzó a correr. Y por lo visto le ha gustado, porque ya ha completado algunas exigentes pruebas como Gueyus del Diablo (86 kilómetros) el año pasado. El objetivo de la prueba en la que se ha embarcado es "concienciar a la población de la donación de médula, un gesto simple, que puede salvar muchas vidas". Mañana proseguirá con su camino, que terminará el próximo domingo en el parque de bomberos de Marbella, lugar de trabajo del padre de Pablo Raez. En su carrrera está acompañado por un equipo de cuatro personas, que no sólo le proporcionan avituallamiento, sino que grabarán las jornadas para producir posteriormente un documental.

Así fue la llegada de Iván González a Oviedo


Compartir en Twitter
Compartir en Facebook