12 de enero de 2018
12.01.2018

La Policía arresta a un hombre que pegó a su pareja para que abortase

La madre de la víctima, tras ser agredida también, denunció los hechos pese a recibir amenazas del propio acusado

12.01.2018 | 02:14

Un hombre de 39 años pasó las dos últimas noches en los calabozos de la Policía Nacional en Oviedo tras ser acusado de tratar de provocar un aborto a su pareja dándole patadas en la barriga. Los hechos tuvieron lugar en la vivienda que comparten, en la calle Ramiro I. La madre de la agredida también fue golpeada en la cabeza por el acusado y denunció los hechos a pesar de las reticencias de su hija y de recibir amenazas del varón delante de los policías.

La detención fue realizada por la Policía Local. Los agentes acudieron al lugar poco después de las nueve de la noche tras recibir el aviso de una vecina. En su llamada, la mujer alertaba de que un varón estaba golpeando a dos mujeres en la cabeza. A su llegada a la vivienda, los policías municipales encontraron en la entrada a una mujer en el suelo con una herida en la cabeza. Esta les invitó a irse, pero en el interior hallaron a la madre de esta y les reconoció la agresión sufrida por la pareja de la primera. La propia progenitora atribuyó la agresión a un intento de provocar el aborto tras conocer que la víctima estaba embarazada.

El acusado se encontraba en otra habitación, tumbado en el sofá. Los policías le comunicaron su detención y aunque no opuso resistencia se despidió de las agredidas lanzando amenazas. "Si voy a la cárcel, mi familia irá a por vosotras y os matará", espetó el hombre según las mismas fuentes policiales. También explican que fueron constantes sus intentos de que la mujer, su compañera sentimental, no le denunciase.

El detenido fue puesto a disposición de la Policía Nacional, en cuyas dependencias pasó la noche a la espera de prestar declaración. Fuentes policiales aseguran que el hombre, que responde a las iniciales M. A. S. J., no pasará a disposición judicial al menos hasta el día de hoy. Asimismo, las investigaciones policiales continúan. Los agentes están intentando recabar el mayor número posible de testimonios de testigos para aclarar lo sucedido.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook