13 de febrero de 2018
13.02.2018

Economía acelera obras por 4,4 millones de euros para garantizar su ejecución

La concejalía incorpora a las cuentas remanente de los dos últimos ejercicios para acometer 58 actuaciones en el primer trimestre del año

13.02.2018 | 01:40
Padres y alumnos a la salida del colegio Germán Fernández Ramos de Pando, que será objeto de mejoras a cargo del remanente.

La concejalía de Economía ejecutará 58 obras por valor de 4,4 millones de euros antes de que finalice el primer trimestre del año. El departamento dirigido por el edil de Somos Rubén Rosón decidió en las últimas fechas incorporar a las cuentas del presente año remanentes de créditos aprobados en 2016 y 2017 para "garantizar actuaciones prioritarias" antes de que la factura de unos 20 millones de euros (con intereses) del "pufo del Calatrava" obligue al equipo de gobierno a hacer recortes en sus diferentes partidas.

El propio Rosón califica la incorporación de partidas como "una jugada" frente a los reajustes que se avecinan en las cuentas municipales y la defiende por el interés del gobierno en amarrar algunos objetivos. "Entre los beneficiados están los distritos, que gracias a estos créditos podrán realizar inversiones previstas por un montante de más de 800.000 euros", destaca el concejal.

Entre las mejoras previstas con las cantidades reservadas se encuentran otras obras importantes como el nuevo acceso al colegio "Germán Fernández Ramos" de Pando, para el que se reservan 223.000 euros o la adecuación de vestuarios en el velódromo de la Pixarra, incluida dentro de una partida para la mejora de instalaciones deportivas, de unos 250.000 euros.

La maniobra de Rosón permitirá igualmente financiar obras pendientes como la adecuación de un espacio para la Policía Local en Trubia con un importe cercano a los 100.000 euros y la realización de inversiones en el área de Parques y Jardines por alrededor de 224.000 euros, a los que hay que añadir otros 100.000 euros para la creación de parques caninos.

El concejal apunta haber seguido criterios predeterminados para elegir las primeras obras a cargo del presupuesto de 2018. Así, las principales apuestas apuntan a actuaciones orientadas a la adecuación de espacios públicos para el disfrute vecinal, así como la ejecución de medidas de seguridad, accesibilidad y prevención de incendios. En lo que concierne a este último apartado destacan partidas para la sustitución y nueva implantación de bocas de riego en el casco urbano, para las que reserva 60.000 euros.

Recortes a la vista

El concejal de Economía da por hecho que el pago de las deudas por el Calatrava obligarán a lo largo del año a hacer recortes en algunas partidas reservadas en el capítulo VI del presupuesto correspondiente a inversiones. No obstante, se compromete a no dar "hachazos" a otras partidas. "No tocaremos el gasto corriente ni reduciremos un euro en gasto social", garantiza Rubén Rosón, culpando de la situación a los anteriores gobiernos municipales. "Los ovetenses no tienen la culpa de algunos soñasen con proyectos megalómanos", declara el edil encargado de cuadrar las cuentas del Ayuntamiento.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook