02 de abril de 2018
02.04.2018

Fieles y turistas arropan al Resucitado

La Junta de Hermandades insta al Ayuntamiento a apoyar en 2019 un programa de actividades para celebrar el 25.º aniversario de la recuperación de las procesiones

02.04.2018 | 01:39

La Junta de Hermandades y Cofradías de Semana Santa de Oviedo insta al Ayuntamiento a que apoye el año que viene los actos de celebración del vigésimoquinto aniversario de la recuperación de las procesiones de Semana Santa en la ciudad. "Sería bueno que el gobierno local lo impulsara, no ya como un acto religioso, sino como un motor del turismo y de la economía del municipio que atrae a miles de turistas", comentó ayer el vicepresidente de la Junta de Hermandades, Guillermo García, minutos antes de salir a procesionar por el casco antiguo durante el Domingo de Resurrección. Pese a que las seis cofradías reclaman la implicación de la Administración local, creen que tal petición se quedará en tan sólo un deseo. Al menos, así lo dijo el vicepresidente de la Junta y también secretario de la Cofradía del Silencio y la Santa Cruz: "No tenemos esperanzas de que la Corporación municipal actual (integrada por PSOE, Somos e IU) nos vaya a respaldar".

Más allá de los lazos institucionales, los cofrades echan en falta que el Ayuntamiento publicite los actos de la Semana Santa a través de la edición de guías ciudadanas que muestren la información de las procesiones, las calles por las que pasan y las características de cada hermandad. "Esas publicaciones, incluso, eran un buen recuerdo para los turistas, que ahora nos piden un folleto para llevarse y no tenemos nada que darles", comentó Guillermo García.

El tiempo respetó el último día de la Semana Santa en Oviedo, permitiendo que la comitiva de Jesús Resucitado completase el trayecto sin lluvia de por medio. Fieles y turistas se lanzaron a la calle para arropar al Resucitado, especialmente a su paso por la plaza de la Catedral y la del Ayuntamiento. Centenares de personas hicieron pasillo para dejar pasar al Cristo, custodiado por hermanos de todas las cofradías. Además, detrás de la imagen caminó el arzobispo, Jesús Sanz Montes, con el deán, Benito Gallego. Ambos habían celebrado minutos antes la tradicional misa pontificial de Resurrección.

No fue fácil sacar el paso por la puerta de la Limosna, en la Corrada del Obispo, después de la ceremonia en la Catedral. La comitiva abandonó el templo por el claustro y aprovechó para hacer allí la formación. Hermanos mayores, damas con mantilla o porteadores se prepararon para procesionar. "¡Vamos! Un poco más a la derecha. No, a la izquierda".

Los esforzados costaleros hicieron hasta tres intentos antes de sacar a Jesucristo Resucitado con éxito ante la atenta mirada de Jesús Sanz, que esperaba fuera para iniciar la marcha.

Si por algo destacó esta Semana Santa fue por la anulación o el recorte de varias procesiones. Las únicas que se salvaron del agua fueron la del Prendimiento, el Silencio, Jesús Cautivo, la Soledad y Cristo Resucitado. El propio arzobispo Jesús Sanz Montes se refirió ayer en su homilía en la Catedral al mal tiempo y dio las gracias a los cofrades. "Habéis procesionado por nuestras calles, sacando fuera la fe que tenéis y sentís tan dentro, siempre que se ha podido por el tiempo y su inclemencia". Es más, al término de la ceremonia bromeó ante los presentes -que abarrotaron el templo- sobre la posibilidad de nombrar cofrade de honor "al hombre del tiempo".

El Arzobispo también reconoció la labor de la Schola Cantorum por su delicada y sentida interpretación de los temas de la Pascua florida. La formación musical fue una parte más de una de las últimas y más multitudinarias ceremonias de la Semana Santa carbayona. Mientras en la bancada estaban los miembros de las cofradías, los portadores sostuvieron los estandartes junto al altar mayor, entre el público y los sacerdotes oficiantes.

No hubo alusión alguna a la actualidad o política municipal en las palabras de Sanz Montes. El Arzobispo se refirió exclusivamente al significado cristiano de la Semana Santa. "Habría que decir que frente a quienes conciben la Semana Santa simplemente como unos días de descanso y vacación que concluyen con la temida operación retorno, nosotros no debemos regresar de lo que en estos días hemos visto y oído, sino permanecer ahí como testigos gozosos de la vida y la luz resucitada, en medio de un mundo cotidiano que sufre por demasiadas muertes y tinieblas".

La Junta de Hermandades de Oviedo se reunirá próximamente para analizar el trabajo realizado en las últimas fiestas y comenzar a diseñar las actividades de la Semana Santa de 2019 y la celebración del 25.º aniversario de la recuperación de las procesiones. Según el vicepresidente de la Junta, una de las agrupaciones "que más tendrá que decir y aportar" será la del Nazareno porque "fue la precursora de la Semana Santa en Oviedo". Las procesiones salieron a la calle hace un cuarto de siglo durante el segundo año de alcaldía de Gabino de Lorenzo en su primer mandato. Desde entonces, han aumentado exponencialmente el número de desfiles y cofradías.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído