14 de abril de 2018
14.04.2018

El tripartito aplaza de nuevo la renovación de los estatutos de la Fundación de Cultura

Sánchez Ramos reconoce que, entre otros, hay problemas jurídicos con la supresión de la figura de gerente

14.04.2018 | 02:10

José A. ORDÓÑEZ

La modificación de los estatutos de la Fundación Municipal de Cultura encalla. El asunto quedó ayer sobre la mesa de la junta de gobierno del Ayuntamiento por segunda semana consecutiva y sin que llegara a ser abordado por los integrantes del tripartito. El concejal del ramo, Roberto Sánchez Ramos (Rivi), achacó el retraso a "problemas jurídicos que están siendo estudiados por la secretaría consistorial". El edil reconoció que entre las dificultades se encuentra la supresión de la figura del gerente -cargo que ostenta Roberto Sancifrián- en los nuevos estatutos.

Según fuentes municipales consultadas por este diario, la renovación del reglamento de la fundación está originando tensiones en el seno del tripartito. Y es que Somos, que defiende el nombramiento de directores generales en áreas como Urbanismo o Economía, tras haber apoyado a comienzos de mandato el cese de todos los designados por el PP, no ve con buenos ojos que se elimine ahora un cargo similar en Cultura. Además, en el gobierno también se tientan la ropa ante la posibilidad de que el todavía gerente decida demandar al Consistorio en el caso de que no aporte una justificación de peso para suprimir su función.

La junta de gobierno del Ayuntamiento de Oviedo ya había pospuesto este asunto en su última sesión por petición de la edil de Somos Ana Taboada, que entonces estaba de viaje en Madrid y pidió estar presente en la votación. Ayer no había ausencias, pero Sánchez Ramos no llegó ni a abrir el debate ni, en consecuencia, se sometió la renovación estatutaria de la fundación al parecer de los ediles.

El consejo rector de la Fundación Municipal de Cultura sí que ha dado ya luz verde a los nuevos estatutos en los que se contempla la asunción de las funciones de la SOF gracias al voto de calidad del presidente, Roberto Sánchez-Ramos. La ausencia en aquella sesión de los dos representantes de Somos hizo que en las dos primeras votaciones acabaran en empate al votar PSOE e IU a favor y PP y Ciudadanos, los dos grupos de la oposición, en contra.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook