14 de abril de 2018
14.04.2018

La Universidad se declara aconfesional y rompe con la Cofradía de los Estudiantes

La hermandad asegura que seguirá realizando el pregón costalero y la Madrugá en el edificio histórico "porque así nos lo comunicó el Rector"

14.04.2018 | 02:11
El rector, Santiago García Granda, en el centro, momentos antes del inicio del claustro.

El claustro de la Universidad de Oviedo acordó ayer marcar distancias con la Hermandad de los Estudiantes, que tiene la capilla del edificio histórico como una de sus sedes durante Semana Santa. Por un 62% de votos se decidió que el convenio entre la cofradía y la Universidad será denunciado y no se renovará. Además, en el claustro hubo palabras duras contra los cofrades: se pidió que dejen de utilizar el escudo de la institución universitaria y se tildaron de "ridículos" los detalles del acuerdo que hasta ayer estaba vigente. Aunque el rector, Santiago García Granda, dejó la puerta abierta a que los Estudiantes puedan seguir utilizando la capilla, insistió en que mantener la relación actual "puede herir susceptibilidades". La Hermandad, por su parte, quiso tranquilizar a sus cofrades a través de un comunicado y mantuvo que, en realidad, la anulación "unilateral " del convenio no cambiará en nada la situación.

"Seguiremos como siempre realizando nuestras actividades tradicionales en el edificio histórico universitario (pregón del costalero y procesión de la Madrugá) ya que así nos ha sido referido". Leo Bousoño, miembro de la cofradía, comentó ayer a este periódico que el rector les comunicó el jueves en el transcurso de una reunión privada que podrían mantener su agenda habitual de Semana Santa. A falta de que Los Estudiantes analicen el ya viejo convenio al detalle, creen que sólo les afectará en lo referente al pago de las cuotas en la hermandad. El acuerdo ahora anulado establecía la posibilidad de reducir un 50 por ciento la cuota de ingreso en la cofradía para aquellos nuevos hermanos que acreditasen estar matriculados en la Universidad de Oviedo.

Así, el hermano mayor de Los Estudiantes, Ramón de Cangas, (que en el momento de elaborar esta información estaba en Portugal) señala en el comunicado que la cofradía colgó en su página web que buena parte de los cofrades son universitarios. "Recordamos que la Universidad, y más si es pública, se debe caracterizar por la universalidad y pluralidad de las ideas y por ello nuestra Cofradía tiene el mismo derecho a solicitar sus instalaciones que cualquier asociación, grupo, partido político o club de fútbol, previo pago de las tarifas correspondientes. Máxime, cuando muchos de los miembros han pasado por la Universidad de Oviedo empezando por el propio hermano mayor".

Con un 62% de votos contrarios a la renovación de ese acuerdo, un 24% a favor y un 14% de votos en blanco -el sistema electrónico impidió incorporar la opción de la abstención- el principal órgano de consulta universitaria concretó la suspensión de las relaciones con la Hermanadad religiosa. De los 104 asistentes a la convocatoria, ejercieron su derecho a voto 84. Fue tras un largo debate en el que algunos claustrales como el profesor Jesús Hernández Galilea, de Derecho Procesal, pusieron sobre la mesa su descontento porque el punto del orden del día no concretaba que se fuera a votar la revocación del convenio. "No es una manera seria de afrontar los problemas. Esta forma de actuar tiene el peligro de proponer la revocación de convenios vía claustro, sin informes previos", remarcó Hernández.

También la profesora de Filosofía del Derecho, María José García Salgado, manifestó que "una cosa es un convenio cultural y otra que [la cofradía] se identifique con una institución como la Universidad. Puede caber alguna relación que satisfaga a las dos partes, pero no deberían llevar el emblema de la Universidad", continuó diciendo.

El rector Santiago García Granda quiso zanjar cualquier controversia en la no renovación del convenio asegurando que la decisión del claustro no significa "que se declare atea a la Universidad, sino que se declara aconfesional". El máximo responsable de la institución académica valoró positivamente las manifestaciones que se realizaron durante la reunión del claustro porque "se trata de un debate enriquecedor que permite tomar la decisión de manera más fundamentada". De cualquier manera, García Granda dejó la puerta abierta a que la Hermandad de los Estudiantes vaya a seguir utilizando espacios universitarios: "Nuestras instalaciones están a disposición de organizaciones sociales siempre que cumplan con la normativa actual".

Por su parte, desde la cofradía aseguran que la Universidad le ha facturada hasta este momento, "todos y cada uno de los actos allí celebrados, desde el pregón del Costalero de Oviedo , hasta la simple apertura de puertas al paso de una cofradía hermana".

Los representantes de las Asambleas de Estudiantes universitarios argumentaron su voto en contra señalando que la Universidad debe ser "un espacio aconfesional, con libertad de culto". Los alumnos ya habían expresado en la anterior sesión del claustro su disconformidad con el acuerdo. Ese documento recogía aspectos tan "pintorescos o ridículos" a ojos del catedrático de Bioquímica, Pedro Sánchez Lazo, como que la Hermandad se ofrecía a organizar actos en la Universidad no solo vinculados a la Semana Santa de carácter religioso, sino también de cualquier otra índole como nutrición, defensa personal o historia. Varios claustrales expresaron su disconformidad ante la "confusión" generada en torno a esta decisión: "No es lo mismo la condición de aconfesionalidad que la oficialización de que la Universidad sea atea", proclamó el profesor Jesús Hernández Galilea. Entonces un estruendoso trueno que asustó a toda la sala hizo bromear a los presentes acerca del disgusto que la decisión de ayer provocaría en la divinidad.

Como consecuencia a la decisión tomada por la Universidad de Oviedo, no habrá continuidad en el acuerdo que desde 2007 mantenía de manera oficiosa la cofradía ovetense con la institución académica, que fue oficializado en 2011 en forma de convenio con el exrector Vicente Gotor.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook