05 de mayo de 2018
05.05.2018

El delegado del Gobierno urge una Policía de barrio municipal contra la delincuencia

El tripartito replica al Estado que haga "cambios normativos" para poder sumar efectivos a los 23 agentes contratados en los últimos tres años

05.05.2018 | 10:42
Mariano Marín, a la derecha, junto al jefe de la Policía Nacional en Asturias, Jesús Vicente Álvarez, ayer antes del inicio de la reunión con los vecinos en Colloto.

"Hay un clamor general por recuperar la policía de barrio y lo apoyaremos". Así de claro se mostró ayer el delegado del Gobierno en Asturias, el popular Mariano Marín, a la salida de una reunión en Colloto con vecinos de la localidad y otros barrios de la ciudad. Marín anunció el refuerzo de las patrullas de la Policía Nacional "en determinados puntos débiles" y se puso a disposición de los vecinos para conformar un frente común a la hora exigir la creación de un nuevo cuerpo municipal para intensificar la vigilancia en los barrios. El tripartito, por su parte, replicó reclamando al Estado "cambios normativos" que permitan incrementar la cifra de 23 agentes incorporados en tres años.

Al encuentro, convocado a raíz de la alarma generada en Colloto por el tercer atraco en una sucursal de la localidad en tres meses, en el que dos encapuchados armados se llevaron 80.000 euros, acudieron también vecinos de otros puntos de la ciudad como Vallobín, La Monxina o El Cristo. Después de dos horas de reunión el delegado del Gobierno destacó la buena sintonía con los vecinos. "Ellos conocen nuestras limitaciones y nosotros somos conscientes de sus problemas", apuntó Marín, justo después de anunciar junto al jefe superior de la Policía Nacional en Asturias, Jesús Vicente Álvarez, que también asistió a la reunión, la incorporación de entre 15 y 20 agentes de prácticas.

Marín quiso evitar alarmismos y se apoyó en datos oficiales para ello. "Objetivamente, Colloto es un lugar seguro", subrayó, para justo después reconocer la existencia de un margen de mejora. "Tenemos que intensificar la colaboración entre la Policía Local y la Policía Nacional y tratar de reforzar la atención en los puntos débiles que tengamos", explicó a la salida.

De todos modos, para el delegado del Gobierno la solución definitiva debe ir más allá y pasa por reforzar la seguridad a través de un nuevo cuerpo de ámbito municipal. "El objetivo es crear una policía de barrio cercana a los vecinos, que sepa a qué hora abren y cierran los comercios como ocurre ya con éxito en otros sitios", dijo el político popular.

Preguntado por las limitaciones legislativas a las contrataciones municipales, Marín auguró cambios. "La economía del país mejoró y sigue mejorando, permitiendo más incorporaciones que el Ayuntamiento debería aprovechar para el servicio", indicó.

Las palabras del delegado del Gobierno fueron bien acogidas por los representantes vecinales. "Hay voluntad de mejorar cosas y se comprometió a servirnos de cuña para lograr una policía de barrio", comentó la portavoz de la plataforma por la seguridad en Colloto, Nuria Cuartas, que el lunes se reunirá con el grupo municipal del PP.

Por su parte, el concejal de Seguridad Ciudadana, el socialista Ricardo Fernández reclamó al Estado "cambios normativos" para poder realizar más contrataciones en su área. Fernández reivindicó la incorporación de 23 agentes en los últimos tres años como "el máximo permitido" al que hay que sumar diez plazas más de bomberos, pero admitió que la cifra sólo cubre las bajas por jubilaciones.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook