Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Matemáticas desde otro ángulo

Los alumnos del colegio Santa María del Naranco estudian la evolución de la aritmética desde la Prehistoria hasta la actualidad

Panel con la historia de Téano.

Sofía Martínez tiene 17 años estudia en el colegio Santa María del Naranco. Ha sacado un 10 en Matemáticas, lo mismo que el año pasado. Con esa nota no necesitaba hacerlo pero decidió participar en el proyecto "¿Cuánto cuenta?" en el mismo momento que su profesora Arancha Cifuentes se lo propuso a los alumnos en el salón de actos.

Sofía es buena en matemáticas pero se dio cuenta de que sabía muy bien los teoremas y las teorías pero en realidad no conocía a sus autores. "¿Quién es Pitágoras, además del hombre del teorema?", se preguntó. El proyecto de su profesora, que culmina hoy con un concurso, buscaba precisamente eso, que los alumnos conociesen la historia de las matemáticas desde la prehistoria hasta la actualidad.

A Sofía Martínez le tocó estudiar las Matemáticas en la etapa del Renacimiento y la Edad Media y le sorprendió mucho "la relación de las Matemáticas con la naturaleza". La alumna y su grupo descubrieron que la proporción áurea no se reduce a un número matemático o al "Hombre de Vitruvio" de Leonardo Da Vinci sino que "está presente en las piñas, en los girasoles, en las hojas de los árboles, todo tiene una proporción matemática".

Los alumnos de cuarto de la ESO estudiaron la historia de las matemáticas y sus personajes más destacados pero además tuvieron que ir clase por clase en todo el colegio explicándoselo a sus compañeros. "A un alumno de primaria no le podemos dar la chapa y explicarle qué es un logaritmo, así que tuvimos que preparar los materiales para contarles las cosas de una manera distinta". Todo lo que han hecho durante el curso se concreta en una exposición que se puede visitar en el salón de actos del colegio. La profesora de Tecnología de la Información, Inés Fernández, fue la diseñadora de la muestra y además añadió a cada uno de los tramos históricos en los que está dividida, un código Qr y una aplicación para poder acceder a contenidos de realidad aumentada.

En el proyecto ha participado todo el colegio, desde niños de tres años hasta los chavales de 18, destacan las organizadoras.

Ahora los alumnos ya saben que Pitágoras también tenía una esposa, Téano, que escribió tratados de matemáticas, física y medicina, y también estudió la proporción áurea. Son las matemáticas desde otro ángulo.

Compartir el artículo

stats