"Antes se jugaba sin reglamentos, de una forma más espontánea; ahora, en esta nueva sociedad, todo se ha institucionalizado y aparecen los reglamentos y normas; los juegos no podrían sobrevivir como antes". Así lo explicó ayer en el Club Prensa Asturiana de LA NUEVA ESPAÑA Roberto Sánchez-Quevedo, director de la revista "Cultures", que dedica su nuevo número a la "cultura del xuegu" en Asturias.

La publicación, editada desde 1991 por la Academia de la Llingua Asturiana, lleva casi treinta años recogiendo distintos conocimientos y un sinfín de saberes etnográficos que de otro modo se perderían, tal como resaltó su director.

Las palabras de González-Quevedo fueron refrendadas por Xosé González Riaño, presidente de la Academia de la Llingua, quien también destacó el importante papel que tuvieron y aún desempeñan en la región los bolos en sus diferentes modalidades.

Carlos Suari, coordinador del número, quiso rendir homenaje a Gerardo Ruiz, pionero en el estudio científico de los bolos y la llave, que ayer no pudo acudir al acto por razones familiares. "Ruiz es la primera persona que dedicó una tesis doctoral a los bolos en Asturias, el pionero de su estudio científico y el primer pedagogo del gran juego asturiano", indicó.

El volumen presentado ayer recoge a lo largo de sus páginas todo tipo de juegos tradicionales, como "Piedra, papel o tijera", "De La Habana vino un barco", "Ratón que te pilla el gato" o el cascayo, otro de los juegos más típicos de calle.