30 de mayo de 2018
30.05.2018

García-Tamargo: "La afición por la música es una de las constantes que distinguen a Oviedo"

La profesora destaca el carácter pionero de "La Castalia" en la inauguración del ciclo sobre "las escenas musicales" de la ciudad

30.05.2018 | 01:47
María Sanhuesa, a la izquierda, y Begoña Garcia-Tamargo, ayer, en el RIDEA.

La asociación musical "La Castalia" ha representado un papel trascendental en la cultura musical de la capital asturiana. Begoña García-Tamargo, profesora de Canto del Conservatorio Superior de Música Eduardo Martínez Torner y directora artística de "La Castalia" en su etapa actual, destacó ayer en el RIDEA (Real Instituto de Estudios Asturianos), al inaugurar el primer ciclo de conferencias "Escenas musicales entre los siglos XX y XX", que "la afición por la música es una de las constantes que distingue a Oviedo" y que en ello han tenido mucho que ver los promotores de la entidad que ahora ella dirige.

García-Tamargo llamó la atención sobre el carácter pionero de "La Castalia" que se fundó en 1875 y que es "una de las formaciones líricas de carácter mixto más antiguas de España", según ella la única que ha tenido continuidad hasta hoy. "Hay que esperar al siglo XX para ver aparecer coros mixtos, observó y en ese aspecto, según dijo, "La Castalia' se adelantó a su época". De los 106 socios que llegó a tener en el siglo XIX 32 eran mujeres.

La profesora señaló que de "La Castalia" formaron parte personalidades relevantes y que su actividad fue intensa. Entre los años 1875 y 1881 puso en escena 161 obras, entre ellas 36 zarzuelas, según los datos recabados por García-Tamargo. Y cuando acaba ese recuento aún quedaban ocho años para que la sociedad se disolviese.

Entre los nombres ligados a la historia de "La Castalia", García-Tamargo se detuvo especialmente en el de Víctor Sáenz, director de la banda de la ciudad y organista de la Cátedra, a que considera "alma mater" de la entidad en sus primeros años, como director de su orquesta.

García-Tamargo coordina este nuevo ciclo de conferencias, dedicada a la música clásica, junto a María Sanhuesa, que es profesora de Musicología de la Universidad de Oviedo y miembro del RIDEA. Fue ella quien presentó a su compañera, destacando su actividad docente, y quien primero dejo constancia de que "la afición lírica de Oviedo no se improvisa ni viene de un día para otro".

El ciclo continuará con la intervención del escritor e investigador Óscar Salvoch, con "Julián Gayarre. La voz del paraíso", el próximo miércoles 6 de junio, y el 12 de junio Miriam Perandones, profesora de Historia del Arte y Musicología de la Universidad de Oviedo, presentará la conferencia titulada "¿Es Enrique Granados un gran maestro? Revisitando al compositor en los 150 años de su nacimiento".

Todas las conferencias, a las que el acceso es público, tendrán lugar en la sede del RIDEA, en la plaza de Porlier, y comenzarán siempre a las siete y media de la tarde.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído