10 de junio de 2018
10.06.2018

Somos y el PSOE se culpan mutuamente de las irregularidades de la feria de Gascona

El PP acusa al tripartito de "hacer caso omiso" a los informes técnicos sobre la falta de seguridad del mercado mensual suspendido por el juez

10.06.2018 | 01:37

El mercado de Gascona va camino de convertirse en una patata caliente para dos de los socios del tripartito. Somos y el PSOE se echan la culpa mutuamente de haber dado luz verde una feria mensual que, como ha dictaminado un juez, tiene irregularidades que no garantizan la seguridad.

El juzgado de lo contencioso administrativo número 3 ha mandado suspender cautelarmente la celebración del conocido como "Mercáu de Gascuña" en base a las quejas de los vecinos y a informes técnicos que alertan de precarias condiciones higiénico-sanitarias o de la falta de espacio para vehículos de emergencia.

La concejala de Infraestructuras, Ana Rivas, dice que el personal de su área se limita a tramitar administrativamente los permisos hasta que haya una ordenanza de mercados y que, por tanto, la responsabilidad final recae sobre la Concejalía de Mercados que lidera Rubén Rosón. Sin embargo, el aludido Rosón afirma que, en último caso, el mercado de Gascona se aprueba en Junta de Gobierno y que buena parte de los informes negativos sobre su celebración provienen del área de Infraestructuras. El edil se reunirá la semana que viene con la asociación de hosteleros del Bulevar de la Sidra y con los artesanos afectados por la suspensión del mercado. A su juicio, la feria mensual "llena de vida" el casco histórico de Oviedo y matiza que lleva organizándose desde hace más de cuatro años. "Antes de que llegásemos al gobierno".

Por su parte, el PP acusa al tripartito de "hacer caso omiso" a los informes técnicos que alertaban de la falta de seguridad del mercado de Gascona. La edil popular Cristina Fernández asegura que su partido va a pedir el expediente municipal y el auto judicial que ordena la suspensión cautelar. "No es la primera vez, y, desgraciadamente no será la última, que el tripartito hace oídos sordos a los informes de los técnicos y actúa sin ningún respaldo legal vulnerando los derechos de muchos ovetenses".

La asociación de vecinos, defendidos por el despacho De la Iglesia y Teijelo, aplauden la decisión judicial. Aun así, su portavoz, Germán Abad cree que "lo peor de todo" es haber tenido que acudir al juez "para aplicar el sentido común". Abad espera que el juicio sobre el mercado, ahora suspendido cuatelar,mente, les dé también la razón.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook