03 de julio de 2018
03.07.2018
 

Los vecinos de San Lázaro, decepcionados con Somos: "Nos han bloqueado en Facebook"

El grupo "Trasgu" denuncia falta de diálogo con la concejalía de Bibliotecas para evitar que le echen del local municipal en el que ensaya hace 10 años

03.07.2018 | 01:52
Concentración del grupo "Trasgu" y vecinos de San Lázaro en la plaza del Ayuntamiento.

"Encima Somos nos bloquea en Facebook y no hay manera de hablar con nadie". Lo dijo ayer la directora del grupo de baile "Trasgu" en el estrado de la sala de plenos del Ayuntamiento mirando a los miembros de la corporación municipal a los ojos. A María José González le dio la palabra el Alcalde a eso de las dos y media de la tarde, cuando finalizó el Pleno ordinario. Su grupo de baile y la Asociación de Vecinos de San Lázaro-Otero habían solicitado intervenir para protestar porque ya no disponen del local municipal en el que ensayan desde hace más de una década. Un espacio situado en el sótano de la biblioteca del barrio que ahora el tripartito destinará únicamente a actividades propias de la biblioteca y como sala de estudios.

Algunos se rieron por lo bajo, pero a María José, a su madre Cuqui Ormazábal (alma del grupo "Trasgu") y a los vecinos de San Lázaro que aguantaron estoicamente las casi tres horas de Pleno no les hizo ninguna. Los afectados por el cambio de uso del sótano denuncian que el tripartito -desde la Concejalía de Bibliotecas y desde la de Gestión del Patrimonio (esta última dependiente de IU)- les hizo falsas promesas al asegurarles que les reubicarían en otro local propiedad del Ayuntamiento. Los vecinos recibieron este mes una carta informándoles de que ya no podrían usar ese espacio, pero no les ofrecían alternativas.

"Riéronse todos como qué sé yo, pero al final salieron del salón mudos y no nos llamaron pa nada", explicó ayer a este periódico Cuqui Ormazábal tras la concentración que su grupo de baile y la Asociación de Vecinos de San Lázaro-Otero hicieron en la plaza del Ayuntamiento a las ocho de la tarde desafiando la lluvia y bajo el lema "El gobierno de cambio nos envía al desahucio".

La mayor parte de la treintena de personas que acudió a la cita eran bailarines de "Trasgu" o vecinos que realizaban periódicamente actividades deportivas y culturales en el bajo de la biblioteca municipal, como yoga o pilates. Sin embargo, quien también asistió para mostrar su apoyo fue Agustín Iglesias Caunedo, concejal del PP y exalcalde de Oviedo.

Los manifestantes aseguraron que, en caso de no conseguir hablar con el tripartito, para tratar de alcanzar un acuerdo que les permita ensayar bajo techo, practicarán sus bailes tradicionales en mitad de la plaza del Ayuntamiento el próximo jueves. "Tenemos la siguiente actuación el 22 de julio. ¿Dónde vamos a ensayar?", preguntó la directora del grupo Trasgu a los concejales sentados en la mesa plenaria justo antes de que Wenceslao López dijese: "Se levanta la sesión" sin abrir turno de réplica. Para los integrantes de "Trasgu", la falta de local de ensayos pone en riesgo la difusión de la cultura popular.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook