06 de julio de 2018
06.07.2018
 

El baile protesta de "Trasgu" llena la plaza

El grupo folclórico expulsado de un local de San Lázaro lleva sus ensayos frente al Ayuntamiento para exigir otra sede

06.07.2018 | 02:19
En las fotos, el grupo folclórico "Trasgu", ensayando, ayer, en la plaza del Ayuntamiento de Oviedo.

El grupo asturiano "Trasgu", con más de 30 años de vida, tomó ayer la Plaza del Ayuntamiento para ofrecer un amplio repertorio de bailes y música tradicional asturiana convertido en folclore-protesta. La agrupación llevó su ensayo a la calle ante el asombro de un gran número de curiosos para denunciar el desahucio del local municipal que ocupaban desde hace una década, un sótano de la biblioteca del barrio de San Lázaro, y las negativas del Ayuntamiento para adjudicarles otra sede.

"Hemos proporcionado una lista de cinco espacios libres para poder ensayar pero no obtenemos ningún tipo de respuesta", se quejaba ayer la presidenta del grupo, Cuqui Ormazábal. La veterana de "Trasgu", junto a su hija María José, argumenta que no entiende la propuesta del Ayuntamiento de convertir su local de ensayo en un lugar de exposiciones y charlas. "Esa medida de habilitar el sótano de la biblioteca para tener un espacio de exposiciones ya se hizo hace unos años y no tuvo respuesta por parte de la gente, no iba nadie", aseguraba María José.

Una pancarta con el lema "El Gobierno del cambio nos envía al desahucio" y continuos gritos de "Queremos un local para ensañar"estuvieron presentes a lo largo de la tarde con el objetivo de llegar a una solución y de que tanto el Ayuntamiento como la Concejalía de Bibliotecas les proproporcione un local para poder seguir ensayando.

El Grupo "Trasgu" tiene pensado seguir saliendo a la calle en los próximos días para seguir ensayando frente al Ayuntamiento mientras no haya un cambio en la postura municipal. Allí, aprovecharán también para dar a conocer su trabajo en la conservación y difusión de la cultura tradicional asturiana. "Menos la semana que viene, donde muchos de nuestros integrantes no están, el resto de días estaremos ensayando por la ciudad. Tenemos nuestra siguiente actuación el día 22 de julio y no podemos estar parados", matiza Cuqui Ormazábal.

A medida que avanzaba la tarde, la Plaza del Ayuntamiento se iba llenando de cada vez más y más curiosos e incluso algunos de los más pequeños se atrevían a copiar e imitar a los bailarines. La Asociación de Vecinos de San Lázaro-Otero también apoya al gurpo folclórico al disponer junto a ellos del local para la realización de diversas actividades culturales. Tanto los vecinos de la zona como los propios integrantes del Grupo "Trasgu" señalan que tanto la Concejalía de Bibliotecas y como la de Gestión del Patrimonio les hizo falsas promesas al asegurarles varias veces que se les proporcionaría otro local propiedad del Ayuntamiento para que pudiesen continuar realizando su labor.

Apoyo de Foro

La protesta celebrada el día de ayer también contó con el apoyo del grupo Foro Oviedo. Varios representantes de la Comisión Directiva local mostraron en persona su solidaridad con el grupo y calificaron la medida tomada por el Ayuntamiento como "desmedida e injusta" al no ofrecerles ningún tipo de solución alternativa. "Ni el Concejal de Cultura, ni el Concejal de Educación ni el propio Alcalde se dignan a dar una solución a la cultura tradicional de Oviedo", señala desde Foro la secretaria general de Oviedo, Camino Gutiérrez.

Gutiérrez se vuelca también con los vecinos de San Lázaro y señala que en ese local se realizaban actividades terapeúticas y lúdicas para los vecinos de estos barrios y ahora tampoco podrán continuar desempeñando dichas actuaciones que resultaban muy beneficiosas tanto por la actividad en sí como por la socialización entre ellos. "Desde Foro Oviedo hemos registrado también una petición al Área de Participación Ciudadana para paliar este problema, sin haber obtenido respuesta alguna, lo que denota el alejamiento existente entre los gobernantes y los ciudadanos", finalizaba la secretaria Camino Gutiérrez en un comunicado.

La reivindicaicón del grupo "Trasgu" duró alrededor de una hora en la que las condiciones climatológicas les respetaron en todo momento y no afectaron a la hora de realizar el ensayo. "Nos da igual que llueve o nieve, nos echaremos a la calle las veces que haga falta con tal de que nos hagan caso y no maten la cultura tradicional asturiana", finalizó Ormazábal.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook