12 de julio de 2018
12.07.2018
 

El juicio por la reyerta entre rumanos en Oviedo, a punto de cerrarse con un acuerdo

El juez suspende la vista hasta octubre y anima a alcanzar el pacto, sólo a falta de "flecos económicos"

12.07.2018 | 11:31
El juicio por la reyerta entre rumanos en Oviedo, a punto de cerrarse con un acuerdo

Las partes tenían un acuerdo desde el lunes, pero esta mañana, al llegar a los juzgados, todo volvió a torcerse por "diferencias de dinero". El juicio contra dos de los participantes en la multitudinaria reyerta que hace dos años enfrentó en Oviedo a dos familias rumanas, dos hermanos, iba a cerrarse hoy con una condena pactada para ambos por delitos de lesiones y menos años del máximo que pide el fiscal --doce para uno de los procesados y nueve para el otro-- pero las defensas y la acusación particular no se pusieron de acuerdo en las cantidades a abonar en materia de responsabilidad civil. La sección Segunda de la Audiencia ha decidido suspender el proceso y anima a las partes a alcanzar ese acuerdo, aunque si ese pacto no llega antes de octubre se celebrará el juicio, concretamente los días 30 y 31.

Uno de los acusados se enfrenta a 12 años de cárcel por apuñalar a cuatro personas causándoles heridas que, en algunos casos, requirieron intervenciones quirúrgicas y largas hospitalizaciones. Al otro, para el que se solicitan nueve años, se le achaca la participación en tres de esos ataques. Esa pena es la que solicita el fiscal, ya que la acusación particular quiere que se les juzgue por intento de homicidio y pide muchos más. "Nuestra intención es llegar a un acuerdo y haremos todo lo posible por alcanzarlo. Faltan algunos flecos económicos", explicó esta mañana Alejandra Arenas, la letrada de uno de los dos acusados.

Una de las hipótesis que en su día barajó la Policía como origen del enfrentamiento entre ambos clanes, los Iordan y los Gilceava, fue la venta por 10.000 euros de una menor que por entonces tenía 15 años. La vista tendrá lugar hoy, a las once de la mañana, en la Sección Segunda de la Audiencia Provincial. La brutal pelea comenzó a eso de las siete y media de la tarde. Decenas de contendientes, entre los que había niños e incluso personas de avanzada edad, iniciaron una batalla campal que provocó un amplio despliegue policial. El fiscal sostiene que en la reyerta se usaron navajas, cuchillos y palos".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído