14 de julio de 2018
14.07.2018
 

Comienzan las obras de mejora del drenaje del campo del Oviedo Rugby en el Naranco

El Ayuntamiento destina más de 48.000 euros a la excavación de una cuneta y la instalación de un tubo de desagüe alrededor del terreno

14.07.2018 | 01:45

Las obras de mejora de drenaje del campo del Oviedo Rugby, en el Naranco, comenzarán el lunes. El Ayuntamiento destinará 48.391 euros a la excavación de una cuneta y la instalación de un tubo alrededor del terreno de juego que servirá para evacuar el agua. Los operarios de la empresa adjudicataria, Trabajos Salense, tienen un plazo de quince días para finalizar un proyecto reclamado desde hace años por el club, los jugadores y los aficionados.

Según especifica el informe municipal, los operarios harán una cuneta al pie del talud existente junto al campo. Limpiarán la vegetación de la zona, colocarán un tubo a una profundidad aproximada de 60-80 centímetros y sobre él construirán "una cuneta de hormigón que recogerá las aguas de escorrentía que son dirigidas a esa zona por el talud. Por eso, también instalarán un pozo de registro.

El tubo perimetral de drenaje estará soterrado a 1.50 metros. "Las aguas que recoja este tubo confluirán en un pozo de registro que también recogerá las aguas del pozo anterior de la cuneta. La reposición de la zanja para la colocación de estos elementos se realizará con 20 centímetros de zahorra natural y otros 20 de tierra vegetal para una mejor integración. Finalmente, las aguas de este pozo serán reconducidas a una tubería de drenaje general que existe en el frente Este de la instalación, previéndose la ejecución de otro pozo de registro para esta conexión".

El estado actual del campo es muy malo por la lluvia y se parece más a una piscina de waterpolo que a un terreno de juego. Las imágenes del lodazal en que se convierte cada vez que hay tormenta se han llegado a comentar en otros países por la prensa y las redes sociales.

Wenceslao López anunció a finales de febrero su intención de repararlo dando por finalizado un bloqueo que enfrentaba a la Administración local con la regional y dejaba en medio al Oviedo Rugby. Las obras de drenaje servirán para que el club pueda seguir jugando allí, pero después el Ayuntamiento abordará junto al Principado un cambio del césped por otro artificial, dentro de un año. Además, el Principado (que es el propietario del complejo) cederá al Consistorio el terreno de juego y todas las instalaciones, que incluyen el campo de fútbol de Vallobín, el aparcamiento y una pista múltiple. El Alcalde precisó entonces que el Principado estaba de acuerdo y que la obra de sustitución del césped se realizaría en 2019.

Dado que en septiembre entra en vigor la nueva normativa que podría dejar fuera de competición al campo por sus condiciones, el Ayuntamiento reparará el drenaje para que el club no tenga problemas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído